El Ultimo Peregrino

El Ultimo Peregrino

viernes, 27 de febrero de 2015

Entrenamiento Camino Santiago Bicicleta.


 
Bueno, aquí os dejo un poco de todo, entrenamiento, prudencia y educación Peregrina. Sobre todo que los puristas no se rasguen las vestimentas, no es para tanto.
Cada uno que haga lo que mejor le plazca o sepa, esto es para tener una pequeña orientación de lo que después nos podemos encontrar, un poco de aventura es bueno. Por suerte mía ya tengo unos cuantos Caminos en mis piernas, tanto a pie como en bicicleta y se del poco respeto entre unos y otros. Disfrutar del Camino, sin correr, sin prisas, disfrutarlo poco a poco. Yo se de bicigrinos de 150 km. dia, al preguntarles que han visto me han contestado; Después cuando mire la cámara de video te digo, pero no es feo !!!
 
 

 
 
 
Antes de salir plantea bien las etapas. En el caso del Camino Francés son 760 kilómetros (27 más si se empieza en San Juan de Pied de Port); el Camino Aragonés discurre durante 820 kilómetros. La ruta primitiva es relativamente corta, son aproximadamente 315 kilómetros. Lo ideal es hacer menos kilómetros por etapa pero a ser posible por camino. En líneas generales es un recorrido técnico con continuas subidas y bajadas. Algunos tramos, por desgracia, hay que salvarlos por carretera.
 
Conviene estudiar los perfiles de las etapas: todas no son iguales y en todos los tramos las piernas no se te cargarán igual. Antes de salir planea bien las etapas. Son 800 kilómetros, y tendrás que ver el tiempo de que dispones para organizar los días con los que cuentas. Estudia los perfiles de las etapas: todas no son iguales y en todos los tramos las piernas no se te cargarán igual.
 
Organiza bien el equipaje en la bicicleta.Hay que llevar el peso equilibrado para que el pedaleo sea lo más cómodo posible. Para ello hazte con alforjas o parrilla en la parte trasera, un triángulo hombrera para colocar bajo la barra del sillín y guardar las herramientas, y, algo muy práctico es una bolsa para colocar en el manillar, ya que puedes guardar ahí la documentación o las rutas del camino.
 
Los caminantes tienen preferencia hasta las 20:00 sobre los ciclistas. El lugar elegido para pernoctar es otro de los factores que deben influir en la planificación de la ruta. A partir de las 8 de la tarde, los ciclistas tienen la misma preferencia en los albergues que los que van a pie. Esto es así porque si uno que va a pie llega a un albergue que está abarrotado se tendría que ir hasta el siguiente, que puede que esté a 10 ó 15 km. Esto le supondría 2 ó 3 horas más, pero a un ciclista sería media hora de pedaleo.
 
Algunas de las ventajas que puedes aprovechar por el hecho de hacer el Camino en bici son:

- En bici podrás escapar fácilmente del Camino de Santiago para conocer lugares próximos interesantes.
- Podrás parar más tiempo en los lugares más bonitos del Camino, para mirar todo sin prisa.
- En bici tendrás un vehículo para desplazarte por las ciudades en que pares, para hacer compras, visitar los lugares, etc.
 
Establecer las etapas de la ruta para recorrerla en bicicleta es un ejercicio muy personal. Hay multitud de opciones y depende del tiempo previsto para realizarla, la forma física, la elección de la bicicleta, etc. No es lo mismo ir por carretera en bici de carreras que por caminos en una de montaña. O con coche de apoyo o sin él ya que no es igual ir cargado con bultos que sin ellos. La división de etapas reflejada más abajo tiene en cuenta que se hace al estilo tradicional, es decir, en bici de montaña, con equipaje, y por caminos siempre que se pueda.
 
Una media de 12 kilómetros a la hora. Un peregrino a pie hace una media de 5 kilómetros por hora. Una media asequible para un ciclista que recorra este camino podría estar entre los 11 y 13 kilómetros a la hora. Unas 5 horas de esfuerzo diario para completar 60 kilómetros.
 
En invierno, mayores dificultades. El 90% de los peregrinos, también de aquellos que recorren el camino en bici, optan por rodar en los meses de mayo a septiembre. Las cuantiosas precipitaciones, sobre todo en Galicia, hacen que internarse por su occidente en los meses invernales se convierta en un duro ejercicio, más en bicicleta, donde el peregrino tiene que rodar en muchos tramos por asfalto.
El Principado de Asturias ha rehabilitado y señalizado sendas del Camino Primitivo, que estaban perdidas dotando así de mayor comodidad y seguridad al itinerario.
Debido a la orografía, la época más recomendable para hacerlo en bici es desde mayo hasta finales de septiembre.
 
 
 
 
 
Elección del tipo de Bicicleta
 
Lo normal es que tengas ya decidida la bicicleta a utilizar; caso contrario, podrías utilizar cualquiera de las tres, dependiendo fundamentalmente del entrenamiento que puedas realizar, o bien, cual de ellas prefieres.
La verdad es que si has entrenado un poco, podrías hacerlo con bicicleta, no teniendo mucha prisa, y estando dispuesto en algunos tramos a empujar la bici. Las bicis todo terreno pueden en principio ir por los mismos caminos que recorren las personas, y también influye muchísimo si se lleva el equipaje en las alforjas, o llevamos vehículo de apoyo.
La bici de carretera, como su nombre indica, es para ir por la carretera, y termina siendo la más cómoda, pues bien por las prisas, bien por ser las primeras etapas del Camino de grandes dificultades para las bicis todo terreno, la verdad es que prácticamente todas, terminan en la carretera.
La bicicleta híbrida, mezcla de las dos anteriores, sería acaso la que mejor se ajusta, pues los tramos fáciles los podría hacer por el Camino, y los que presten mayores dificultades, por la carretera.
No obstante, la decisión es muy personal, y depende incluso de la forma en que piensan hacerlo el resto de nuestros compañeros, y, por supuesto, de los días de que dispongamos.
En principio el Camino es el mismo que sigue el peregrino de a pie, pero te advertimos que si llevas alforjas con el equipaje, te resultará más dificultoso seguirlo, con muchos tramos en que tendrás que empujar la bici, y terminará resultando muy pesado.
La pega es que no puedes salirte del Camino para volver a él cuando lo deseas; hay tramos que discurren bastante separados, y una vez comienzas por el Camino, no te queda más remedio que continuar por él, independientemente de las dificultades que se te presenten.
La verdad es que si empiezas en Roncesvalles por el Camino, para el segundo o tercer día es seguro que te has salido a la carretera, pues el trazado presenta muchísimas dificultades.
Lo cierto es que la bici todo terreno, con 8/10 Kg. de equipaje, resulta completamente distinta de esa bici que utilizamos los domingos para andar por el monte y hacer 20/30 Kms.
Lo mejor sería, antes de salir a hacer el Camino, hacer la prueba:
Cargamos un domingo la bici con las alforjas y sus correspondientes 8/10 Kg. y nos hacemos por el monte el equivalente a lo que hemos previsto será una etapa, 60/80/100 kms. y en función de cómo terminemos, tomamos la decisión.
Cuestión IMPORTANTISIMA a considerar será la época del año en que pensemos realizar el Camino, pues es bien sabido que si ha llovido recientemente, los caminos, que cuando no son carretera son de tierra o pista de concentración parcelaria, guijarro, etc. estarán completamente impracticables, ya que a las ruedas se adhiere el barro con muchísima facilidad.
En Galicia, ya la subida al Cebreiro representa grandísimas dificultades; luego, en invierno y a principios de primavera, tendríamos las corredoiras (caminos que transita el ganado, generalmente sombríos), completamente anegadas de agua y barro, casi imposible de recorrer en bici (andando, a veces tienes que ir saltando tapias y cercas para evitar las corredoiras en invierno).
Finalmente es necesario hacerte alguna recomendación o aviso, si decides hacer el Camino en bicicleta. Si bien es uno de los medios posibles de peregrinar, junto con el caballo y a pie, hay que tener en cuenta que por su movilidad y facilidad de desplazamiento, en relación con los otros métodos, sus prioridades sobre los demás siempre serán las últimas. Esto cuenta sobre todo a la hora de tomar plaza en los albergues, no es equiparable el esfuerzo físico y cansancio acumulado de alguien que se mueve a pie que el que lo hace en bicicleta, y no se trata de comparar que el de bicicleta lleva muchos kilómetros recorridos, el Camino no es una pista de competición, nadie marca etapas ni longitudes, no se trata en hacerlo en el menor tiempo posible sino en disfrutar del Camino en el Camino, y con esta premisa y etapas normalizadas el cansancio, repetimos, y la necesidad de reponer fuerzas no es comparable.
Otro punto que conviene resaltar es el respeto al peregrino a pie, él tiene preferencia en el Camino siempre, cuando les rebases debes hacerlo con cuidado, como te gustaría que lo hicieran contigo los automóviles en la carretera, avisándoles con tiempo, pero sin asustarles, debes asumir que van cansados, que posiblemente se muevan con torpeza para esquivarte, o para permitir que les esquives. Si les haces señales acústicas, bien con la voz o con el timbre, es posible que no te oigan, que vayan distraidos o simplemente que sean extranjeros y no entiendan lo que dices. Modera tu velocidad, no práctiques deportes de riesgo en el Camino.




miércoles, 25 de febrero de 2015

Entrenamiento Camino Santiago.

Pues bien, al igual que me preguntan por la mochila, botas, etc, también me preguntan por el entrenamiento. Yo os dejare aquí un poco de información que ya existe en paginas del Camino de Santiago, ya que este tema al igual que la mochila, botas y demás es mas bien personal, ya que todos no somos iguales físicamente y mentalmente. Este ultimo os aseguro yo que es casi mas importante que el físico. Lo importante es caminar con uno mismo, por lo tanto es necesario llegar con un mínimo de estado físico y mental ya que son unas cuantas horas de Caminata diaria. Yo prefiero ir solo, pero en el caso de que andéis con mas gente es importante caminar cada uno a su ritmo, ir mas deprisa o mas despacio puede terminar por rompernos físicamente. Esos que entrenan en el ''GIM'' son los primeros en caer, garantizado. Pensar una cosa, el Caminante es como un ciclista en una gran prueba, no es un día, son muchos mas, por lo tanto lo que hicimos el día anterior ya esta hecho, hoy es otro día con sus mas km. y es necesario mesurar en lo posible las fuerzas físicas. En lo mental es el no tener prisa en llegar antes que otros, camina, disfruta, vive el Camino, no te dediques únicamente a Caminar. Salirse del Camino marcado como tal para visitar ''otras cosas'' no es ninguna locura, yo lo hago habitualmente y no os imagináis las sorpresas que podéis encontrar y ver.
Aquí os dejo opiniones variadas, cada uno que lo haga a su manera, eso si, entrenar unos meses os ira bien tanto para el Camino como para la vida cotidiana.
Saludos.

Ya lo dijo Rudyard Kipling: "Piensa que puedes y podrás, todo está en el estado mental". Primero hace falta voluntad y preparar nuestro cuerpo para el esfuerzo que nos requerirá el Camino. Si realizas deporte con regularidad es aconsejable, al menos un par de meses antes, hacer senderismo con el calzado y la mochila que vayas a llevar al Camino. Los que no practiquen deporte deberán comenzar tres meses antes un entrenamiento progresivo en duración e intensidad:

Conviene que realices una prueba de esfuerzo. El Camino de Santiago no es un paseo dominical a 5 o 6 km/hora.

Si puedes ir caminando al trabajo, hazlo, ya habrás comenzado tu preparación. Si prescindes del ascensor y te animas a subir las escaleras también habrás dado un paso de gigante.

Los primeros quince días, cuatro veces por semana, realiza paseos sin mochila y por lugares llanos. Comienza con una hora y aumenta la duración de forma gradual hasta las dos horas o más. No te obsesiones por la velocidad, en el Camino no la vas a necesitar. Se trata de adquirir fondo y de fortalecer los músculos.

 Durante los siguientes quince días continúa con estos paseos pero varía el itinerario y aumenta algún día la duración. Escoge trazados que alternen llano con subidas y bajadas. Pasado el primer mes ya podrás caminar fácilmente tres horas por cualquier terreno. Antes de las caminatas no olvides hacer ejercicios de movilidad articular incidiendo en el cuello, los hombros, la cintura, las rodillas y los tobillos. A su vez realiza estiramientos suaves antes de cada salida y más profundos tras el esfuerzo. Relajan, aportan flexibilidad y son eficaces para evitar lesiones.

El segundo mes realiza al menos tres paseos largos entre semana y aprovecha el fin de semana para hacer rutas de senderismo asequibles. Es muy conveniente hacerlas con el calzado y la mochila que vayas a llevar al Camino. Comienza con rutas de un par de horas y termina con recorridos de entre 3 y 4 horas.

El tercer mes mantén la carga del anterior y atrévete las últimas dos semanas, sin forzar, a subir algunas montañas que tengan un desnivel de entre 500 y 800 metros. En estos 90 días habrás fortalecido tu corazón, tus músculos y tendones, y ya estarás a punto para disfrutar de la peregrinación.

Es importante hidratarse durante el ejercicio y también alimentarse en las excursiones de mayor duración.

Hay que mantener una postura adecuada, caminar erguido mirando al frente o al camino principalmente.

Llevar las manos libres para que el andar sea natural. Si la salida es larga, se puede ayudar de un bastón o, mejor aún, de dos. En terrenos inclinados reducen hasta un 20 o un 30% de sobrecarga a las piernas.

El riesgo de accidente, en nuestro caso lesión, será del 100%. El refrán "camina como un viejo y llegarás como un joven" es el mejor consejo que puede recibir un peregrino profano. Durante las tres primeras jornadas no es recomendable recorrer más de 20 kilómetros al día. Desaparecidas las agujetas y las molestias iniciales se puede aumentar el número de kilómetros progresivamente hasta los 30 ó más por jornada, pero una buena media son 25 kilómetros.
En el Camino abundan los deportistas que se atreven con caminatas de 40 y 45 kilómetros diarios, aunque algunos de ellos son víctimas de las temidas tendinitis. Las más frecuentes son las del tendón peroneo y las del talón de Aquiles. Para prevenir posibles lesiones hay que realizar una sencilla tabla de estiramientos antes de andar y al finalizar el ejercicio, sobre todo estirar las piernas (ingles, cuádriceps y gemelos), la espalda, las lumbares y los hombros. El best seller de los estiramientos es la obra 'Estirándose', de Bob Anderson.
El Camino de Santiago no se hace por imposición, es una elección libre y por ello el peregrino no debe creer que tiene privilegios. En los albergues y establecimientos de la ruta hay que comportarse con educación, sin avasallar a los propietarios y hospitaleros y sin urgencias. Los hospitaleros voluntarios son también peregrinos y, como su nombre indica, ayudan de forma desinteresada y preparan los desayunos, compran y hacen la cena, limpian las instalaciones, curan heridas, etc.
Puesto que cada etapa se tarda en realizar una media de 6 horas, conviene que cada 60 ó 90 minutos nos tomemos un breve descanso para beber e ingerir algo sólido que contenga hidratos de carbono, lo que nos permitirá mantener mejor el ritmo de ejercicio, y sobre todo por dos razones fundamentales: evitar la pájara y la deshidratación.
Durante el ejercicio continuado, el agua es tan importante como los hidratos de carbono, sobre todo en días de mucho calor y humedad. Es un error relativamente generalizado no beber agua ni antes ni durante el ejercicio, así como esperar a tener sed o hambre para comenzar a beber agua y tomar alimentos.
Asimismo resulta fundamental la rehidratación una vez concluida la etapa, incluyendo agua e hidratos de carbono; y si la transpiración (sudor) ha sido importante será preciso, además de hidratar, reponer los electrolitos perdidos.

martes, 3 de febrero de 2015

Mochila Verano/Invierno.

 
 
 
Mochila, Verano/Invierno.
-------------------------------------------
Hay mucha gente que me pregunta casi siempre lo mismo, que se encuentra con el mismo problema, que llevar en la Mochila ???
Bien, intentare desde esta pagina de una vez por todas explicar tanto gráficamente como por medio de la escritura y solucionar algunos de los problemas que nos podemos llegar a encontrar. Es normal que cuando uno inicia este tipo de ''aventura'' por primera vez nos asalten muchas dudas y sobre todo preguntas. Esta demostrado que la gente se preocupa por todo en el Camino de Santiago. Donde dormir, es seguro ir sol@, cuanto dinero necesito, entrenamiento, etc. Y la mochila????
 
 
Bien, haremos dos mochilas, una de verano y una de invierno. Es importante que unos días antes, cuando sepamos mas/menos que Camino haremos y en que fechas, hacer una lista de las cosas que pondremos en nuestra mochila. Un advertencia, EL PORSIACASO PESA MUCHO. Que es el por si acaso? Pues todo aquello que de verdad no necesitaremos y que aparte de molestar pesa  muchísimo, os lo aseguro.  Con los años aprendes a decidir ya inconscientemente de lo que realmente necesitas o no. Yo me inicie en el alpinismo, por lo tanto lo tenia mas faci a la hora de decidir que llevar en la mochila.
Los que tenemos unos cuantos Caminos en la espalda hemos visto de casi todo en una mochila, es igual que sea la de un hombre o la de una mujer. Secadores de pelo, botellas de colonia, zapatos de tacón, bolso ''por si salimos por la tarde'' etc. En una ocasión un chaval joven con un mochilón de mas de 20 kg. de peso que llevaba para 15 días de Camino 15 mudas de Camiseta, slip y calcetines todo plegado y en bolsas para cada día de camino, lo sucio (?) lo metía todo en el fondo de la mochila, sin comentarios. Desde luego no es una ciencia cierta esto de la mochila, al fin y al cabo cada uno hace lo que quiere, pero sin mirar que al final de todo esto el resultado puede ser una lesión con el consiguiente abandono de un proyecto que por norma se hace por amor y con mucha ilusión.
Es importante que la mochila este bien montada y sobre todo equilibrada, al principio es complicado, después de unos días ya se monta sin mirar, es mas, si un día no esta bien montada la gente se suele dar cuenta y rectificarla. La mochila se convierte en un apéndice de nuestro cuerpo, hasta el punto de llegarnos a sentar sin darnos cuenta que llevamos la mochila puesta. Si pierdes alguna cosa tienes tiendas de sobra para reponer lo necesario. En una ocasión me preguntaron que era lo imprescindible  y lo que menos pesaba; Mi respuesta fue, una Visa.

 
En verano mi mochila pesa unos 4 kg. con agua, bastones y cámara de fotos incluido, en invierno unos 7 kg. mas/menos. El  por que esta diferencia es fácil, no es lo mismo unos tenis que unas botas, no es lo mismo un pantalón largo que uno de corto, una camiseta que un forro polar, etc.
La de una mujer poca diferencia hay.
 
 
 
Mi Mochila de Verano
--------------------------------------
Lo puesto;
Un pantalón largo o desmontable.
Una camiseta manga corta.
Calcetines.
Pantalón de agua.
Slip.
Zapatillas  de trekkinn. Yo siempre utilizo con Gorotex, no entra agua y transpiran mucho mejor. Aquí cada uno como quiera.
Gorra.
 
En la mochila;
Una mochila pequeña que apenas pesa 1/2 kg.
Pantalón corto.
Camiseta manga corta.
Slip.
Un cortavientos.
Dos pares de calcetines.
 En verano se suda mas y yo por norma me los cambio cada hora mas/menos, me pongo unos de secos después de pasarme un poco de agua por los pies, los utilizados los cuelgo de la mochila con imperdibles para que se sequen. Es una técnica que os puede evitar de muchas tocaduras y de posibles ampollas.
Linterna.
Saco dormir 450 gr. utilizo uno de confort 5º
Toalla, de las de natación, pesan poco, ocupan menos y se secan rápidamente.
Botiquín. Lo mínimo, tiritas, betadine, imperdibles y poco mas.
Bastones de Caminar.
Navaja multiusos.
Paraguas pequeño.
Credencial de Peregrino.
Chanclas tipo playa.
Agua.
Cámara fotos.
Teléfono y cargador.
En verano la ropa se seca rápido, si no seca por la noche al día siguiente ponerla en la mochila tendida con unas imperdibles.
Hay gente que lleva una capelina, yo no la utilizo, por eso el cortavientos.
Aparte de esto yo llevo unos cubiertos y una fiambrera. Hay sitios que se puede cocinar pero no hay utensilios, sobre todo en Galicia. Me gusta hacerme algo de comida o cena, no siempre de restaurante.
 
 
 
 

 
Mi Mochila de Invierno.
----------------------------------------
En invierno es otra historia, nada que ver del verano. Primero por el clima, segundo por que hay muchos albergues cerrados y tercero por falta de calefacción. La ventaja es que viajas casi solo, con poca gente y eso se agradece. Si quieres paz y tranquilidad nada como el invierno.
 
Lo puesto;
Camiseta manga larga.
Forro polar.
Chaqueta Gorotex.
Gorro lana.
Slip.
Braga cuello.
Paraguas.
Guantes.
Pantalón pana, en su caso pantalón normal y una malla debajo. No recomiendo tejano.
Calcetines. Yo utilizo de los de sin costura, son un poco mas caros pero son mejores.
Bota Gorotex.
Una cosa que hay que tener en cuenta, andando no se tiene frio, pero un buen gorro, una chaqueta de gorotex y unas muy buenas botas gorotex, no os arrepentiréis de haber gastado un poco mas de la cuenta, en el Camino lo agradeceréis.
 
En la Mochila
-----------------------------
Mochila de 40 l. pesan sobre 1 kg o poco mas.
Camiseta manga larga.
Forro polar.
Un slip.
Dos pares calcetines.
Pantalón.
Pantalón de agua. 
Zapatilla descanso.
Botiquín.
Linterna.
Navaja multiusos.
Agua.
Bastones caminar.
Camara fotos, teléfono y cargador.
Cubiertos y fiambrera.
Polainas, muy buenas para el agua y el barro.
Credencial y concha Peregrino.
Saco, el mío pesa 850 gr. temperatura ideal -5º
Paraguas.
 
En invierno la ropa cuesta mas de secar, es importante ir lo mas seco posible, es de mal caminar ir mojado. Al igual que en verano yo utilizo paraguas, mejor que la capelina. Si hace viento es molesto tanto para el paraguas como para la capelina. El problema de la capelina es que primero condensa el sudor, no transpira y segundo que toda el agua cae hacia la parte baja del pantalón llegando a entrar por las botas.
 

Mochila de Invierno.
 
Como poner las cosas en la mochila.
-----------------------------------------------------
 
Lo mas importante es proteger todas las cosas con bolsas de plástico para que no se mojen por si llueve y tenerlas clasificadas. Sobre todo las bolsas de las que no hacen ruido, es muy molesto de verdad. Lo mas pesado en el fondo, no os sepa mal poner las cosas al fono, hay gente que por no desmontar la mochila cada dia pone lo que necesita primero arriba, es un error.
Al fondo primero el calzado de recambio, el saco, el botiquín y a si el resto de las cosas.
Podeis estar tranquilos que si la montáis unos cuantos días al final lo haréis perfecto. Una mochila bien montada se agradece.

Botas Gorotex.
 
Sobre todo una cosa muy importante, tanto en verano como en invierno. Utilizar bolsas para envolver las cosas de las que no hacen ruido, os aseguro que es muy molesto, sobre todo a las 5 o 6 de la madrugada que algun@ ( tarad@ )  que se autodenomina Peregrino, el 99% se prepara la mochila con bolsas del Carrefour o parecidas, el otro 1% no utiliza bolsas, todo a saco dentro de la mochila sin orden ni nada.

Mochila Verano.

 
Bueno, espero haberos ayudado en lo posible, si me dejo algo o tenéis mas dudas pues poneros en contacto y comentamos. Si necesitáis algo es mejor comprarlo por el Camino que no cargarlo cientos de km. Bueno, luego saldrá el puritano de turno y me dirá que el sale con poco presupuesto y que no puede gastar en según que cosas, por eso lo trae de casa, ya, bien, entonces que no tome cervezas y que no fume, ese es un gasto que se puede ahorrar y destinar en otras cosas. Hay que ir preparado tanto de material como económicamente, no digo que hay que ir cada día de restaurante o de hotel y hacer compras innecesarias, pero un pequeño presupuesto si hay que llevarlo por los imprevistos, que suele haberlos.
 
Compañer@s Buen Camino.

 
Esta es mi opinión siempre personal, que seguro que no será del gusto de todos.
Si me dejo algo ya me lo diréis, de todas maneras seguro que lo iré reeditando.