domingo, 11 de octubre de 2009

Las Flechas de Edu, Las Flechas del Camino.












Una Flecha, que es, para que sirve ?, para nosotros los Peregrinos tiene un significado muy especial, no es un Flecha cualquiera, es un reconocimiento, una entrega, algo que nos acompañara para toda la vida, un sentimiento y una guia para nuestros corazones y nuestros pasos.


Algunas veces criticado y otras idolatrado, Edu, un buen Peregrino, anónimo como la mayoría de nosotros, un corazón andante, el cual tu be el placer de conocer personal mente en el encuentro de Peregrinos de Villalon (léase Encuentro de Peregrinos de Villalon de Campos 2009-Valladolid), es el que se dedica a fabricar estas flechas y luego distribuirlas sin ningún animo de lucro, al contrario, si que algunos Peregrinos contribuimos en suministrarle materiales para su fabricacion, pero la mano de obra la pone el, las horas necesarias las saca de su tiempo libre, el se dedica para que nosotros los Peregrinos de todo el mundo podamos portarlas en nuestras camisas y mochilas con mucho orgullo.


Puedo dar fe que muchos Peregrinos las portamos y no solo en nuestro país, yo particularmente he mandado un montón de ellas, suministradas por Edu, a muchos países para que Peregrinos del mundo puedan lucirlas en su Camino de Santiago, Argentina, Chile, Alemania, Suiza, Italia, México, Japón, China, Inglaterra, etc. y siempre las he mandado gratuitamente, haciendo me cargo de los gastos, al igual que Edu, el nunca ha cobrado nada a nadie, lo digo por las criticas negativas que muchas veces sin motivo le han creado y le han perjudicado.


Tengo muchas anécdotas sobre las flechas de Edu, como la de mi encuentro con Pep (léase encuentros maravillo sos) o la del taxista de Barcelona, que al final me hizo llorar.

En mi mochila siempre tengo unas cuantas de esas flechas y las reparto a los Peregrinos que me pueda encontrar en mis Caminos, les explico quien las hace y el por que, de regreso de un Camino aterrice en Barcelona, por norma y por que me gusta siempre viajo en metro, Barcelona esta muy bien comunicada, pero ese día aparte de la mochila llevaba un par de paquetes comprados en la ciudad aprovechando una estancia de unas pocas horas.

Por suerte tengo comunicacion por carretera desde Barcelona hasta la puerta de mi casa en el Pirineo enlazada en bus, por este motivo tome un taxi para desplazarme a la estación de autobús, en el trayecto el taxista me pregunto que si venia del Camino de Santiago, que era una de sus ilusiones, el poder realizar el Camino, pero por problemas no había podido hacer, me comenta que le quedan un par de meses para la juvilacion, que hace ya unos días que entrena para poder salir al Camino, es lo primero que hará en cuanto tenga el taxi y la licencia vendidos, esta solo y un par de hijos están lejos de Barcelona, no tiene nada que le ate para poder hacer y cumplir una de sus ilusiones, hacer el Camino de Santiago.
Después de dejarme en la estación, aparco el coche y tomamos un café mientras esperaba la hora de salida del bus, fue una conversacion de confesiones mutuas, al finalizar por desgracia, por la hora de salida, le apunte mi blog para que mirara y así tener donde opinar, ya que no había decidido todavía que Camino hacer, le apunte mi numero de teléfono por si quería preguntarme alguna cosa y le entregue la única flecha que me quedaba, la que me había acompañado en mi Camino, ahora seria de el, para su Camino, por lo menos eso pensé, no siempre acertamos con las cosas u opiniones personales, pero tal como hablaba y brillaban sus ojos sabia que no me engañaria.
Pasado un tiempo recibí una llamada, era el taxista, no me lo podía creer, estuvimos hablando un largo rato, me pidió mi dirección, quería mandarme una cosa, al cabo de unos días recibí una carta desde Barcelona, con una foto dentro, era del taxista en la plaza del Obradoiro, con la flecha puesta en el pecho, con una sonrisa de oreja a oreja y escrito por detrás, gracias.
Gracias a las flechas de Edu, ahora tengo otro amigo, hay otro peregrino contento y sigue en el Camino.
Gracias Edu, gracias Gregorio.


Publicar un comentario

Camino Frances-Via Aragonesa.