miércoles, 14 de octubre de 2015

Camino del Salvador.




De Caminos hay muchos, tantos como personas. Como este pocos o ninguno. 
Hasta el momento de realizar este Camino, para mi impresionante, el mejor de todos era el Camino Primitivo, bueno, pues tiene un competidor directo. Me a encantado, lo tiene todo, montaña, vistas, infraestructuras suficientes, gente encantadora muy bien señalizado, en algún momento hasta demasiadas flechas que pueden agobiar un poco, por decir algo malo.

Desde este humilde blog, quiero dar las gracias a un buen amigo, el cual no pude ver por no coincidir con el en esas fechas, el trabajo realizado es sublime, la dedicación es total, no tan solo por el cuidado del Camino, también por la divulgación del mismo.
Gracias Jose Cuñarro (Ender) por tu dedicación, te prometo que repetiré este Camino y la botella (s) de sidra caerán por ambos lados.



Antes de salir de Lleida sabia que este Camino seria diferente,
notaba que las mariposas del estomago trabajaban a otro ritmo. Lo tenia pendiente desde hacia muchos años, se me resistía sobre todo por la climatología, hacerlo en Diciembre o Enero no es fácil. Por fin podía hacerlo.

 Me acompaño todo, el tiempo, la suerte, los amigos y el encuentro de con tertulianos del Camino, compañeros de vinos, vivencias, comida y largas charlas.

 Es un Camino vivo, despejado, todavía queda algo de virgen, por suerte no esta masificado, no esta prostituido como otros Caminos, aquí todavía te tratan como Peregrino, no te sientes como un billete de 20€ con patas.

 Sobre todo me encanto el paisaje, su dureza y que a pesar de ser un Camino corto da para mucho. Hay que hacerlo sin prisas, esa fue mi propuesta y a si lo hice.


Puedo decir con la boca grande que e disfrutado hasta con los Peregrinos (pocos) que encontré y coincidimos en el Camino. Comida impresionante, buenos albergues y grandes hospitaleros. Este seria a grandes rasgos la definición del Camino del Salvador. Me hubiera encantado seguir por el Camino Primitivo, pero creo que para este año ya esta bien, cumplí con las expectativas. Muchas veces no es necesario llegar hasta Santiago para ver realizado un sueño, yo con este Camino y en esta época me conformo. Buscaba la paz y la tranquilidad del Camino y aquí la e encontrado.




Catedral de Oviedo, de día y de noche.



Publicar un comentario

Roca del Corb i Sant Honorat.