domingo, 18 de octubre de 2015

Camino Salvador-Pajares/Pola de Lena.



                                                                                                                                                                   

Pocas veces en la vida y muchas menos en el Camino e pasado una noche tan mala. Por lo que sea me sentó mal el orujo, fue lo único que tome, ya que después de la comida, por decir algo y del mal trato de la mesonera no me apetecía ni comer ni dejarle mas negocio.
La pareja se pasaron la tarde y noche fornicando, a mi no me parece mal, para nada, pero claro, ir al lavabo y estaban en la ducha y después por la noche en otra habitación pero con buenos gritos por parte de ella. Cuando salimos por la mañana estaban todavía en cama. Por lo que hablamos con Roberto, el Peregrino Asturiano y la cara del Irlandés, estos dos hoy no saldrían al Camino.






Todos sabéis que a mi me gusta viajar solo pero sabéis cuando una persona, aunque haga poco rato que este cerca de ti o hablando   mas bien poco te trasmite esa sensación de que puede ser un buen compañero de viaje, pues a si estaba yo con esa sensación, de que mis dos compañeros         encontrados el día anterior serian   buenos acompañan tes para este Camino.

El camino transcurre todo en bajada, sin remedio. Portillas y cancelas nos acompañan en un camino que muchas veces transita junto al rió y que durante mucho trecho se apetece hasta cansino, ya que hay toda una vía llamada La Del Colesterol y en otras ocasiones viajamos por carretera y mas junto a ella. Hasta Campomanes no encontraremos ningún bar ni tienda para poder hacer un alto y reponer fuerzas.




  Hay tramos de todo, buen Camino de montaña, carretera y paseo lateral con los coches y camiones pasando cerca del Camino. Pero muy bien. El paisaje ya no se distingue de si estas en León u Oviedo.

    







  Llegamos los tres juntos a Pola de Lena. Encontramos la población en fiestas y bueno, como el compañero era de la zona pues nos hizo de guía, informándonos de donde ir, comer y disfrutar un poco de la tarde.
 El albergue esta de lujo, cerca de la estación de renfe, en un edificio multifunciones, limpio, espacioso y bien atendido. Al llegar mas tarde encontraremos unos bicigrinos, son cuatro, sin problema.

  Como curiosidad deciros que.......mejor mirar la foto de arriba, pocas veces se suele coincidir 
en cosas tales como estas. Un tatuaje es una 
cosa muy personal y encontrar a alguien con el
mismo tatuaje, casi y ademas en el mismo sitio no es fácil.

Para un resumen rápido, fiesta del callo, botella de sidra por cabeza, unos quesos de la zona adornado con unos orujos para poder descansar mejor. A si definiría yo este final de etapa.


Mañana ultima etapa, llegare a Leon donde pasare la noche y después de regreso a casa.


Publicar un comentario

Roca del Corb i Sant Honorat.