El Ultimo Peregrino

El Ultimo Peregrino

lunes, 23 de noviembre de 2015

Maria y Luis (Burgos)




Mi segundo Camino a Santiago  Francés, año…… 1992, cerca de Burgos. Eso no era llover, era el diluvio universal, agua por todas partes, impresionante. Hay que recordar que en esa época no se conocía apenas lo del Gorotex. Mi indumentaria en Invierno (mis Caminos a Santiago siempre son en invierno, nada que ver con otra época del año) era pantalones de pana con camisa de franela, anorak y botas chirucas, las de toda la vida, de loneta y mochila Altus de tubo. Embarrado, mojado hasta los calzoncillos, oigo una voz que me supongo que se dirige para mi, ya que estoy solo, no puede ser para nadie mas. Desde la ventana de una pequeña casa una señora me llama para que pare y me refugie en su casa, me acerco a la casa y le comento que muchas gracias pero que prefiero continuar, ya que me queda un tramo hasta llegar a mi destino ( en esos años no existían albergues ni públicos ni privados, se dormía donde se podía, en casas parroquiales, en la calle o en la casa de alguna alma caritativa, apenas si se conocía el Camino a Santiago ) me pide de nuevo que pare, que me ponga junto la lumbre de la casa y que espere a mañana, ya que dejara de llover y seguro que el Camino estará mucho mejor. Después de pensármelo un poco accedo a subir con la condición que una vez seco marchare, si es que puedo.

 Ya en la casa y semi desnudo, tapado por una manta hacemos las presentaciones en medio de una monumental bronca por parte de la Señora María, Luis su marido al lado, cabecea de lado a lado diciendo que estamos locos los Peregrinos, que por allí pasan algunos, pero que estamos todos locos. Delante del fuego de la chimenea de la cocina y con un cuenco de caldo, María me esta limpiando la ropa de barro y la que puede la pone cerca del fuego para que se seque, es entonces cuando me doy cuenta de cómo estoy físicamente. Entumecido, los labios morados y los pies que apenas los siento, es penoso mi estado, aunque andando no me percatara ni me diera cuenta de ello. 


Mientras me recuperaba hablábamos del Camino, de la gente, de las personas que solían encontrarse y demás. Que ellos nunca salían del Pueblo, que lo que conocían era  atreves de la T.V. y de las largas charlas que compartían con los lugareños, sus vecinos que a su vez eran casi todos familiares, en fin, gente de pueblo de verdad. Ya casi podía hablar con normalidad y ya de noche, aunque fueran las seis de la tarde, hora normal para ellos de irse a la cama, pues si bien que madrugaban para cuidar de los animales y ordeñar las doce bacas que tenían, antes de que el camión de la leche pasara a recoger los bidones metálicos ya preparados para esos menesteres. Me encontraba muy a gusto, gente muy tranquila y amable, de verdad.

María me llama para decirme que ya tengo la cama preparada, que pase y descanse, mañana será otro día . Al entrar a la alcoba hay una cama de las de hierro, con colchón de lana, como es normal y una foto de un señor encima de la mesita. Me comenta que era su padre que falleció la semana pasada, pero que no me preocupe, que ha cambiado las sabanas y el orinal de debajo la cama esta limpio ¡!!!!¡¡ Menos mal, jajajajaja, cada vez que lo pienso me parto de risa.
Ahora con los años puede parecer simplemente una anécdota, os puedo decir con toda seguridad que no lo es, era un poco de casi todo, pero lo que mas era supervivencia dura y pura. En los Caminos no había flechas como ahora, no estaba indicado de ninguna forma, si no recuerdo mal, en ese año, salio la primera Guía Turística de el País Aguilar. Tenias que preguntar a quien no tenia ni idea de lo que le preguntabas, te mandaban hacia la izquierda, no, a la derecha, que dices es por el pueblo anterior, que no hombre que no............en fin, parte de una odisea natural de la época. No había albergues ni restaurantes con menú del Peregrino, bieennnn. En mi caso, viajaba con un pequeño fogón de gas y un pequeño cazo para poderme cocinar algún sobre de sopa Gallina Blanca y poco mas.
Por la mañana, al despertarme me encuentro en la habitación toda la ropa preparada y dispuesta encima de un baúl de madera, me recordó por unos momentos al baúl de mi abuela, jugábamos con mis hermanas a disfrazarnos y el mejor método era abrir el baúl de madera de la abuela. Las botas secas al lado de la mochila limpia, parecía nueva, impresionante. Al bajar hasta el primer piso donde se encontraba la cocina, me encuentro con Maria y Luis, esperándome para desayunar. Buenos días, que hora es ?? Las diez hijo, las diez. Había dormido como un lirón, algo que hacia mucho tiempo que no hacia, ya por norma  yo suelo despertarme cada día mucho antes de que salga el sol y sin despertador.

Estas cosas ya por desgracia casi no se producen, causado sobre todo por la masificacion en los Caminos, caraduras y vividores que se han aprovechado de las buenas gentes. Si es verdad que yo toda vía duermo en garajes, trasteros, almacenes, etc. sobre todo por que yo viajo fuera de ''temporada Turigrina'', en invierno.

Para agradecer el trato dispensado por el Matrimonio decidí que cada año les mandaría una carta explicando un poco el transcurso de lo vivido en ese año, a si como un décimo de lotería de Navidad. Fueron unas cuantas cartas durante unos cuantos años. De la lotería decir que alguna pedrea y nada mas, pero dicen que es mas el detalle que el valor, no ?? A mi me dieron mucho de detalle y de valor y seria como corresponder a un amor sin tener necesidad de quedar bien.

En el año 2009 recibí una carta sellada en Salamanca. Me extraño mucho ya que yo no tengo a nadie relacionado ni por asomo con esa ciudad. Cual es mi sorpresa, me escribe uno de los hijos de Luis y Maria, pero no son buenas noticias. Me informa que su padre falleció hace unos días y que por encargo de su madre el me manda ese correo. Me cuenta que todas las navidades cuando estaban sentados en la mesa con toda la familia, Luis les leía mis cartas y compartía el décimo de lotería con todos ellos. Yo no soy de lagrima fácil, me cuesta mucho exteriorizar mis sentimientos y menos con lagrimas, pero en esa ocasión os aseguro que eran lagrimas tanto de pena como de alegríaSentí mucho su muerte, su perdida, que aunque solo nos viéramos una vez y fueran unas cuantas horas os aseguro que me llegaron al corazón y marcaron un poco mi futuro respecto a mirar  y tratar a la gente con la que e vivido o convivido. Me quedaba una pequeña espina clavada en el alma al recordar de que podía haber pasado en alguna otra  ocasión y tener la oportunidad de saludarlos de nuevo. Tome la decisión de que tenia que ir a visitar a Maria y a poder ser para las navidades y a si mirar de coincidir con los hijos, poderlos conocer seria satisfactorio para mi a parte de gratificante, supongo. En el 2011 y después de hablar con el hijo que me mando la carta, quedamos que pasare en una fecha ya indicada para poderlos conocer y a si visitar a su madre, seria una sorpresa que Maria nunca se esperaría, estaba invitado a comer el día de Navidad con toda la familia, ufff......nervios.

Hay detalles que ya no hacen falta comentar, pero si os diré que es casi el mejor día de Navidad que e pasado de toda mi vida, no se puede explicar con palabras lo vivido en esa fecha. Las lagrimas de Maria cuando entre por la puerta con todos ellos sentados en la mesa no se pagan con km. de Camino de Santiago. Eso si, llegue haciendo el Camino y esa noche también dormí en su casa. Se lo merecían, se lo devia.
Posiblemente os estaréis preguntando muchas cosas, pero la mas importante es, supongo yo; Y ahora por que nos cuenta esto, no ???

Este año 2015 a fallecido Maria y e creído oportuno dedicarles a los dos, unas palabras de agradecimiento, unas palabras con todo mi amor y corazón. No puedo describir lo mucho que siento su perdida, sobre todo por que tiempo después me entere que no había sido yo el único peregrino que había pernoctado en su casa, pero si el único que se lo agradeció durante muchos años. Son palabras de sus hijos.

Luis, Maria, ya no puedo mandaros mas cartas, ya no podréis leerlas mas en la mesa el día de navidad junto a los vuestros. Os echare de menos. Un abrazo a los dos.
Hasta siempre.



miércoles, 11 de noviembre de 2015

Camino Catalan-Jorba/Cervera.


Hola que tal compañeros y Peregrinos.
Dentro de todo he tenido suerte de encontrar trabajo mas pronto de lo que yo pensaba. Si que ya tenia planteado hacer un par de meses de descanso y luego buscar trabajo, pero a salido antes y por su puesto que lo e cogido. Es temporal pero pasaremos seguro el invierno, después ya veremos. Por supuesto que me gustaría un trabajo mas fijo, pero tal como tengo ya planteada mi vida hasta cierto punto ya no se si me interesa estar tantos meses sujeto a una disciplina tal como la tiranía del trabajo mal remunerado, parece ser que la crisis solo la tenemos los trabajadores aunque si la sufren los empresarios. Ya no me trago eso de que '' estamos en crisis y no puedo pagar mas''. No me gustan las injusticias sociales, ya no creo en los Politicos y si tengo que protestar, protesto. Si me tengo que quejar, me quejo. Ya no trago sapos. No me quiero meter demasiado en este tema por que me quemo, ademas aquí estoy para hablar del Camino. Me quiero dedicar mas tiempo al Camino, a si que trabajare lo suficiente como para mantenerme el tiempo que después pase en el, sean dos o tres meses, ya veremos.

Ya tengo cambiada mi filosofía de la vida. Cuando uno es joven ve lo que le han enseñado que es mucho y bueno, pero al volar fuera de su entorno mas cercano como es la familia, uno ya tiene que tomar sus propias decisiones. Si, uno cuando es joven quiere comerse el mundo, pasados unos años se da cuenta de que el mundo se lo a comido  a el. Por desgracia la sociedad de consumo, propiamente dicha y a si nos la enseñaron, nos indicaba unos cánones tales como comprarse una casa, un coche y tener mas propiedades que el resto de las personas mortales. Todos hemos tenido esos sueños, pero que pasa si una vez alcanzados uno se da cuenta que no es realmente ni lo que necesita ni que tal objetivo le llena y le complace, que no es todo en esta vida que tener mas cosas que los demás.
Yo hace años que deje esos ''sueños'' a un lado para dedicarme a mi mismo, a mis amigos y sobre todo a la familia, las posesiones nunca significaron nada para mi. Ahora ya vivo otra la realidad, tanto del tiempo que me queda, de la edad en la que estoy viviendo y del futuro que nos espera. Ahora ya solo quiero trabajar lo necesario para poder luego disfrutar de otro tanto de tiempo en libertad tal como el Camino de Santiago. En realidad ya no necesito mas de lo que me entra en la mochila, en el sentido material. En el sentido espiritual son muchos los que cabéis en esa misma mochila, son muchos recuerdos, muchos Caminos y muchas mas emociones las que entran en tan poco espacio, suficiente.
Como me dijo un compañero hace poco ''Tenemos mas pasado que futuro''. Pues bien, ahora tengo toda vía las fuerzas suficientes como para luchar por lo que ahora quiero, dentro de unos años se que sera mucho mas difícil hacer la que ahora mismo para  mi es un placer. Tengo algún Amigo/Peregrino que por cuestión de la edad ya esta en dique seco, yo espero tardar toda vía  muchos años.





Ya comente que realice los tramos que quería del Camino Catalán y del Camino del Salvador, ahora terminare este pero por días sueltos, si puedo hasta Zaragoza, utilizare transporte publico para los desplazamientos, pero si realizare las etapas a pie, sin trampas. Hoy Jorva-Cervera.

Ahora resulta que todo es culpa de la Crisis, consecuentemente lo tienen que pagar los trabajadores y el resultado final es que lo sufrimos los usuarios. Bien, os cuento el tema de Alsa, la famosa empresa de transporte de viajeros. No es la primera ni la ultima que tengo con esta empresa, es mas, ya no me dejan comprar billetes por Internet, me tienen bloqueado, supongo que demasiadas denuncias hacia esa compañía tienen la culpa del bloqueo.



Ja comente anteriormente que el día que me
disponía a viajar hasta Lleida no paro el Bus de la empresa Alsa en Jorva cuando si tiene parada obligatoria. Lo comente sin presentar queja en las oficinas comerciales de dicha empresa y la respuesta fue; No para el bus por que nunca hay nadie en esa y otras paradas. Si el chófer quiere pasar bien si no, también. La broma me costo taxi 12 € hasta Igualada. Tiene estación de bus, sin problema.
Para poder realizar esta etapa cojo el bus de la misma empresa en Lleida, ya en el momento de comprar el billete me advierten que hable primero con el chófer, ya que no tiene parada según ellos, miro y si, es parada facultativa, obligatoria. El chófer me dice que me dejara abajo, en la parte baja de la población, que pierde mucho tiempo entrando en sitios que ya no suelen parar. ''En sitios que ya no suelen parar'' ??????
Yo de verdad que flipo en colores.Esta empresa hace unos cuantos años era mas bien familiar, ahora es mas bien una gran empresa, digo lo de gran empresa por la cantidad de autocares que posee, nada mas. Pasado Cervera circulando por la NII el chófer se da cuenta que por una carretera por debajo nuestro alguien le hace señales para que lo recoja. El tipo para en medio de la carretera y hace marcha atras mas de trescientos metros. Se lo comento y me dice; Aquí es la primera vez que recojo a alguien, nunca hay nadie, nunca en los años de chófer e parado en este sitio. Bien sera que como no para al final la gente ya no va a la parada no ??
Le advierto de la infracción y del peligro para las personas de abordo, se lo pasa por el forro de los cojones y el tipo circula hasta la parada.

 Al final consigo que me deje en el pueblo, no sin llegar mas de 45 minutos tarde.
Al llegar a Lleida me dirijo a la oficina de Alsa y presento una queja por escrito, pero esta vez advierto que también la presentare en Consumo y en su defecto si no corresponden a la queja, al juzgado.





La primera parte de esta etapa, hasta la Panadella, es carretera, después tenemos un tramo casi hasta Cervera que es de bosque. Supongo que es un bosque muy bonito, la niebla me impidió ver mas allá de mis narices. El problema se agravo cuando se me hizo de noche, al salir tarde y con niebla se me complico un poco, mas que nada por que el ultimo tramo es por carretera, circulan bastantes coches y no me hace ninguna gracia caminar a si. Llegue empapado a causa de la humedad de la niebla. Aquí en Lleida cuando moja de esta manera le llamamos ''Boira Pisanera''-Niebla Meona.




No me gusta Caminar en estas condiciones y se que durante unos cuantos días el tiempo sera a  si. Hasta que no despeje no saldré, total, para no ver nada no me interesa. Aparte de Caminar, me interesa mucho ver el paisaje, encontrarme con gente, poder visitar iglesias, monumentos y demás, pero para eso primero los tengo que localizar y con niebla es imposible. Si fuera que hiciera un Camino ''normal'', de esos de unos cuantos días seguidos pues me tendría que aguantar y continuar, este ya es diferente, ya no es lo mismo, por lo tanto si no lo disfruto no lo hago.





No sin alguna dificultad añadida, llego a Cervera, final de esta etapa. Población muy bonita, bueno ahora mismo de noche y con niebla pues no. Sello en el albergue de Peregrinos, en la residencia de ancianos y me dirijo hasta la estacion de Renfe y en tren hasta Lleida. Final del dia. Etapa bien señalizada. Proxima etapa, Cervera-Castellnou de Seana, pero sera para mas adelante.

En Cataluña es frecuente zaherir a los habitantes de la población de Cervera (en la comarca de la Segarra) preguntándoles si no hay por allí un puerto de mar (la ciudad se halla a sesenta kilómetros del mar en línea recta). Esta mala costumbre se inscribe en la de tantas y tantas chanzas que nuestro cruel carácter prodiga al sufrido vecino, en Calatayud, en Sant Pol de Mar, en Morata y tantos y otros puntos de la geografía hispana.
El origen de la broma de la que hoy nos ocupamos está, según parece, en la Guerra de Sucesión Española, en que, como es sabido, Cataluña se puso de parte del Archiduque Carlos de Austria y contra Felipe de Borbón, el cual, vencedor en la guerra, reinaría en España con el nombre de Felipe V tras haber suprimido drásticamente las leyes catalanas y uniformado el régimen gubernativo y administrativo de toda España con el llamado Decreto de Nueva Planta.
En esa toma de posición catalana hubo una excepción: Cervera, que se situó del lado de los felipistas, facilitando el paso de sus ejércitos por el país hasta la misma Barcelona, que acabaría cayendo en la célebre fecha del 11 de septiembre de 1714. Y aquí es donde nace la leyenda, fruto sin duda de la malevolencia que el resto de Cataluña concibió contra los que consideraba traidores. Se cuenta que el flamante rey de España, como un genio de lámpara cualquiera, invitó a los cerverinos a que formularan un deseo como recompensa, y éstos contestaron con la frase:
—Señor, queremos un puerto de mar.
Felipe barruntó que lo que les hacía falta urgentemente era desasnarse, y por eso trasladó allí la universidad de Barcelona (1717), donde estaría un siglo y cuarto hasta su retorno a la ciudad condal.
Lo único que hay de cierto en el chascarrillo es el castigo dado a Barcelona de quedarse sin universidad. El paranoico Felipe V era muy dado a esos exabruptos, que culminarían en Xàtiva, cuyos habitantes lucen todavía con orgullo el sobrenombre de socarrats, o sea chamuscados, por el incendio a que la sometieron las tropas, y que encima tuvo que aguantar ver cambiado su nombre a San Felipe.
Mucho se ha hablado sobre el retrogradismo de la universidad de Cervera, de la que salió la célebre frase “Lejos de nosotros la perniciosa novedad de discurrir”. Fueron sin duda los autores de ésta quienes convirtieron la institución en foco de todas las conspiraciones absolutistas y carlistas en la primera mitad del siglo XIX. Si embargo, a dos siglos de distancia y algo más apagadas las pasiones, no puede dejar de reconocerse que también esta universidad fue un foco cultural importante, del que salieron personajes tan notables para la cultura catalana como Finisterre, Dou y Balmes.

Saludos y buen Camino.