El Ultimo Peregrino

El Ultimo Peregrino

martes, 27 de abril de 2010

¿ Y Yo Estoy Como Una Puta Cabra? 3ª Parte





Por que no pasas aquí la noche, le pregunto, estarás tranquila, yo vigilo, además tal como estas de los pies, no digamos de la cabeza, te ira muy bien el reposo, claro esta si no tienes prisa. El sitio es tranquilo la temperatura permite de poder dormir con un saco normal, mas bien hace algo de calor, detrás de los matorrales nadie te vera, algunas parejas aprovechan este sito para desfogar se, si quieres hacer un pequeño fuego te ayudara a pasar la noche, cuanto tiempo hace que no duermes en, con, la naturaleza, ya se que en la ciudad no se puede hacer, pero aquí quien te lo impide. Te puede dar otro punto de vista, otra manera de afrontar tus miedos, que son muchos y tal como estas es preferible que pases de estar con gente, por lo menos hasta que sepas que es lo que quieres hacer con tu vida, aclararte las ideas. Acepta mi invitación y se queda a pasar la noche, lo que os digo, hace caso a una Cabra, mucho mejor no esta ella.




Cuanto tiempo hace que no hablas con tu familia? ¿ Por que no les llamas, que sepan de ti, no te enojes, no ganaras nada, explicables cual es tu punto de vista, de lo que estas encontrando, que aunque no te lo parezca es mucho, mas de lo que tu te piensas, miras de encontrar una cosa la cual ya la llevas dentro de ti, pero como se suele decir; No puedo ver la luna por que me lo impiden las lágrimas. Ha encendido un pequeño fuego, no sin mucho trabajo, le he traído unos cuantos troncos secos, se nota que esta chica no veía la serie de Makibert, esta contenta de haberlo conseguido, una cosa tan fácil , tan sencilla te puede hacer cambiar la cara y pasar de la mala leche a entonar y esbozar ya una pequeña sonrisa, yo la miro, la veo como a una triunfadora, veremos que tal se sale con la noche.




Sentada encima de su saco de dormir con los pies descalzos, las piernas cruzadas, esta llamando a su familia, de momento el tono es bueno, como tiene que ser, es normal que su familia se preocupe y mas cuando una persona esta tan perdida, si yo no fuera una cabra le pediría de salir con ella, si, estoy como una Cabra. Que te han dicho, no les habrás contado que estas hablando con una Cabra, no? Que sonrisa mas agradable descifran sus labios, en su cara esta la felicidad, esta la ternura de alguien que ha comprendido que en la familia siempre encontrara un apoyo, que no siempre estar en contra de algunas ideas personales signifiquen que no están contigo, al contrario, es ir un poco mas allá de las narices de uno propiamente en tono personal.




Que es lo que le pasa a una persona cuando lo ha perdido todo, moral y sentimentalmente, ha perdido palabra, comunicacion, fe, en que se escuda para poder continuar con su vida, mejor no preguntárselo, que descanse, mañana se marchara y yo me quedare aquí, en mis prados, en mi rió, con mi locura de Cabra,pero es la única persona en la cual he confiado, que no me ha defraudao, ya pasaran otros.




Buenos días, que tal has pasado la noche, sabes que ya han pasado Peregrinos esta mañana? Pues que hora es, mucha prisa no es que tenga, pero tengo que retomar el Camino y ya se que Camino he de tomar, he comprendido y e encontrado lo que tanto e buscado, sin darme cuenta que en realidad soy yo la que tiene la respuesta, esta en mi interior, como te lo explicaría, con una sonrisa se vive mejor, intentare hacer con los demás lo que yo querría que hicieran conmigo, la gente pasa por la vida como el agua de este rió pero se que los hechos quedan como este bosque o el Camino, creo que es un buen principio, no? Creo que no es tan sencillo como cruzar un puente, pero si, en verdad es un buen principio, alcanzar la meta sera mas duro que la carrera, se ha dado cuenta o a reconocido que sencilla mente un poco abecés es mucho.






Ya tiene preparada la mochila, es la misma que ayer, igual de grande, pero hoy le pesa mucho menos, ya no tiene tanta carga, de llegar llegara. Antes de dejar el lugar donde a pasado la noche, gira sobre si misma y mira a su alrededor, que todo este tal como ella lo encontró y mirando de no dejar rastro del peso que ha dejado, sabe que es emocional, pero no quiere que nada se le pase por alto, ese ya es su sitio, es demasiado feliz como para no permitirse ningún fallo. Cabra me acompañas? Bueno, por que no, pero solo un rato, tengo trabajo, tengo que cuidar mi rió.



Hace frió, mucho frió,este invierno es muy duro, hace días que no pasa nadie, a nevado y me cuesta encontrar pasto,me acercare hasta casa, al calor del hogar, si es que algún día lo he tenido.




Pasado el puente que se encuentra después de una pequeña subida , antes de entrar en el camino que llega a casa, hay un huerto con verduras, de mis dueños, quedan unas cuantas espinacas, cardo borriquero, unas ensaladas tapadas por plásticos, quitando un poco la nieve podre comer algo, mas fresco que lo que yo querría, pero no están heladas, estoy comiendo tranquila mente cuando noto un fuerte golpe en el lomo de mi querido cuerpo, no hace falta que me gire para ver quien es, lo reconozco por sus gritos, es mi amo, mi pastor y no parece muy contento de verme. Me ha encerrado en la cuadra, comiendo hierba seca guardada para pasar el invierno, lo guarda para las ovejas, hace ya muchos días que estoy aquí, es mas, esta apunto de entrar la Primavera, espero que me perdone y me deje en libertad, donde yo tengo que estar, en mis prados verdes, además me esperan los Peregrinos, esos locos del Camino, que para unos están como una Cabra, para otros son unos cazadores de sueños, según quien lo mire claro.



Dicen que estas mas loca/o que una Cabra, yo pienso que la humanidad lo esta mas que yo, tiene tiempo y no sabe que hacer con el, tiene libertad pero se ata y esclaviza, tiene amor, sin embargo se encierra en si mismo con la intención de ser mas feliz, es inteligente pero simplemente se frustra y contrae un caparazón que le impide desarrollarse a si mismo, yo soy una Cabra, pero tengo mis prados verdes, mi rió y lo mas importante, mi libertad.
----------------------------------------------------------
Fin
Derechos de Autor; Joan Alcala i Sanchis
---------------------------------------------------------

lunes, 26 de abril de 2010

¿ Y Yo Estoy Como Una Puta Cabra? 2ª Parte.








La definición de Cabra seria la dedicada a la de un animal, pero la definición de estas como una puta cabra, a quien esta dedicada? Yo no me considero una puta, no lo hago con cualquiera, a la vista esta que sigo soltera y no tengo hijos, no significa tampoco que no lo allá probado, pero siempre pasa lo mismo, solo te quieren por el sexo, que ojos tienes, se te cepillan y hasta otra, si es que coincides alguna otra vez, eso no me gusto nunca, me hubiera gustado formar una familia, pero me gusta mas la libertad que tengo, la que he buscado, la que me he ganado, a base de ir a mi puta bola, si que me he ganado algún palo, pero si alguien quiere algo, algo le cuesta, supongo que como a los Peregrinos que pasan por el Camino.


Pasan peregrinos, paran y se descalzan, se oyen muchas cosas, muchos comentarios, pero por que le dice uno a otro; estas como una cabra, por que? A caso anda a cuatro patas, tiene cuernos y come hierba? No hagas el cabra, cuando uno se sube a un árbol, que yo sepa una cabra no se sube a un árbol, bueno, en Marruecos las cabras se suben a los arbustos medianos en altura para poderse comer las hojas frescas, ya que de pastos no es frecuente y fácil de encontrar, es el desierto, no? Todo para mi es subjetivo, lo que yo hago es normal para mi, al igual de normal lo que hacen los Peregrinos, entonces estamos todos como Chotas, hay quien no lo ve así y hay quien lo comprende. Yo de paso limpio bosques.



He aprendido mucho de esta gente que pasa por el camino y comparto una parte de sus ideas y periplos, aunque te encuentras de todo en general, los hay que pasan sin mochila, como si fueran deportistas, los que parecen porteadores cargados como mulas, los que si creen en lo que hacen y por que lo hacen, los que pasan de todo y esperan poder sellar en el próximo sitio para poder coger el bus con destino a su próximo albergue, algunos de buenos han dormido aquí, en mi rió, luego así queda, por norma me dejan algo de comer, la tortilla fría me encanta, aunque sea de días atrás. Se que sufren y que es muy difícil tanto como de complicado el entender el por que hacen lo que hacen, estoy convencido que esto solo se comprende cuando uno se pone para hacerlo, en el Camino, en su piel, en sus pensamientos, yo he acompañado a Peregrinos y se lo que es, hubo uno que me quería llevar a Santiago, preferí quedarme a contemplarlos y escuchar sus historias, cerca de casa, por si acaso.



Pero, por que andan, por que hacen el Camino y yo estoy como una Cabra. Que me lo cuenten de otra manera por que yo no lo entiendo. Conocí a una chica, una peregrina en potencia, llego con muy mal humor, con muy mala leche y malos modales, pero cuando se baya de aquí se que ira con otra estructura y otras formas de ver y entender lo que es el Camino.



Llego a media mañana, cansada y sudada, renegaba pestes y morenas, al pasar ya me miro, pero sin darme mucha importancia, tampoco la tengo, bajo hasta el rió, se descalzo y puso los pies en remojo, yo me había acercado ya lo suficiente para observar, sobre todo sus pies, ¡dios mio!, eso no son unos pies, es como un embutido rojo, hinchado y mal oliente, las ampollas palpitaban en su corazón, le resonaban en su cerebro, la chica se queja pero aguanta estoicamente la impresión del cambio de temperatura, que poco a poco la relaja, ya no se queja y no reniega.



Se a dado cuenta de que estoy cerca de ella, con la mano me indica para que me marche, parece que no le hago mucha gracia, vete me grita, pero yo curiosa como soy no tengo ninguna intención de hacerlo, yo sigo a lo mio pastando pero mirando por el rabillo del ojo a la chica, que esta mas relajada. De la mochila grande y pesada, no tanto como su pena, saca un trozo de pan con algo, dispuesta a comérselo yo me la miro, me acerco, me tira un trozo de pan, yo sin prisas me lo como, el siguiente trozo que me da me lo acerca, quiere que me lo coma de su mano, bueno se a lavado las manos, yo con mucho cuidado me lo como, o es así o sera el principio de una gran amistad, parece que a perdido ese miedo escénico del principio y que confía mas en mi.




Oye Cabra, me pregunta, se dirige a mi, me habla? Esta si que esta como una chota o mejor dicho como una Cabra, al igual se piensa que yo le responderé, soy Cabra y no hablo con cualquiera. Llevo en el Camino mas de un mes, me comenta, yo la escucho no se pierde nada, ella continua diciendo me, todavía no he encontrado esa felicidad de la cual hablan todos los Peregrinos, ese yo interior, esa paz que dicen que se consigue cuando se hace el Camino, no tengo tiempo en mi ciudad, estaba vacía, y lo sigo estando aquí, tu lo entiendes? Continua, mi familia estaba en contra de que yo saliera al Camino, estoy dispuesta a conseguir mi objetivo, tengo tiempo pero no se que hacer con el en el Camino, me comenta, estoy harta de la ciudad, de sus gentes, de las personas que pasan por tu lado sin decirte nada, sin mirarte, te empujan y te ignoran, pasan de ti, para ellos no tiene valor la relación personal, yo quiero sentirme persona, considerada, no ser simplemente un numero en un trabajo y un bulto en la calle. Se quedo un rato en silencio, como si quisiera meditar sus palabras, pensativa me miro, en sus ojos había un pequeño brillo, un gran fondo de profunda soledad, una parte de rabia se reflejaba en su mirada, un tanto perdida, como ella.



Yo Cabra, lo siento, pero a estos , como ella, no les entiendo, tienen de todo y se quejan, pero por lo que se ve les falta, no tienen felicidad, yo si, mucha., me alegro de ser Cabra.

Escucha le digo, he hablado? Toca te esa, ahora si que la hemos fastidiado.
-------------------------------------------
Fin Segunda Parte.
Derechos de Autor; Joan Alcala i Sanchis
---------------------------------------------

sábado, 24 de abril de 2010

¿ Y Yo Estoy Como Una Puta Cabra? 1ª Parte.



Yo, soy una Cabra, pero soy una puta Cabra ?, eso ya lo veremos, tengo años, mas, tengo ya muchos años, ya me dejan suelta, no me atan, campo a mis anchas, puedo subir o bajar sin problema, si me muero creo que le haré un favor a mi dueño, ya no sirvo ni para guiso, por lo tanto ya no se preocupan por lo que yo haga o en donde este, pero de Peregrinos entiendo mas que nadie, por lo menos es lo que yo me pienso, han pasado tantos por aquí que ya es imposible llevar la cuenta o acordarme de todos ellos, eso si, tengo memoria suficiente para acordarme de muchisimas cosas, anécdotas, tiempos y casi todo lo referente a lo que me han dicho, que creo que es demasiado y es mas la fama que los hechos. Al nacer yo el Camino ya existía.



Yo creo que me han llamado de todo y en todos los idiomas, confundiendo el verdadero significado de 'cabra', choto, cabrio, cabrito, cabrón, chiva, cabracho, cabrada, cabrales, cabre-ado, cabre-ada, en fin, no tienen ni idea, en Chile soy un carruaje,en Colombia una brocha, en España un coche Citroen 2 cv, ya os digo, pero al final siempre es lo mismo, unos con cariño y de mas despectivo, yo ya no hago caso, soy una cabra y voy a lo mio, años atrás me lo tomaba peor, o como cualquier animal defendia lo mio, mi terreno, mi integridad, ahora ya no.


La cabra tira al monte, pero por que los Peregrinos también tiran al monte? o es que me quieren hacer la competencia, por que si que se, que si hay alguien que esta como una Cabra ese es el Peregrino, no entiendo por que hacen según que cosas, ha veces yo me los miro desde un punto mas alto, ellos no me ven, pero yo si y hacen cosas increíbles, cosas inimaginables, unas normales pero otras.............. no tanto.



Un día normal, hace tiempo o era mas joven,yo pastando tranquila, un buen prado verde, tranquilo, soleado, con una pequeña brisa que hacia bailar la hierba fresca, cuando pasan unos caminantes, con cara de cansancio, no era tarde, al contrario, una buena hora de la mañana cuando deciden parar y descansar en mi prado, mira que hay mas sitios, pues no, en mi prado,
yo sigo a lo mio, ellos se han quitado las mochilas y se estiran en el prado, me miran pero no me dicen nada, una de las personas, al parecer mas inteligente que el resto, pregunta que si no es peligroso estar tan cerca de una cabra.



Pasado un rato y guiada por mi curiosidad, poco a poco me voy acercando hacia el grupo de personas que descansa plácida mente en el prado, en mi prado, yo soy un poco mas curiosa que de lo normal, no se lo que significa normal, soy una cabra, están dormidos, yo nunca e echo daño a nadie y como queriendo ser simpática con los intrusos, me acerco y le paso mi lengua rasposa por la cara de una de las chicas allí tumbada, la quise saludar nada mas, están en mi prado, seria correcto saludar y ser correspondida, pero no, no fue así, abrió los ojos y empezó a gritar, como una posesa, se levanto y salio corriendo con los brazos en alto, mirando de salir de allí lo mas rápidamente posible, eso fue una alarma para el resto del grupo, que se puso en alerta, no se de que.




Uno de ellos aparece con un palo en la mano, no es el pastor el cual es mi amo, viéndole la cara y que se acerca a mi ya me pienso lo peor, pero este tipo no se ha fijado que yo tengo Cuernos? Este si que esta como una Cabra, yo no me arrugo ante nada y ante nadie, en peores plazas he lidiado como se suele decir, je. Arremeto contra el, en defensa propia ya que si no es fácil que me lleve un trompazo en las costillas en el mejor de los casos, el muy inteligente al verme ir disparada hacia el no se le ocurre nada mejor que dar la vuelta y salir corriendo, perfecto, ya tengo el punto de mira y su trasero a punto como para darle un envite empujón que le hará ir por los aires. Al rato aparece mi amo, mi pastor, eso no es bueno ya que me paso casi todo el día o días sola en los prados, sin que me venga a visitar, aparece cuando tengo que ir o viene el veterinario, por cierto que no me gusta nada, con suma tranquilidad me ata una cuerda en el cuello, ante la mirada de los intrusos que hacia un rato reposaban tan tranquila mente en el prado y me condujo hacia la casa, no me gusta, se que me quedare encerrada en un minúsculo prado y atada para que no pueda salir.



Atada con una cuerda a una estaca me paso los días dando vueltas y mas vueltas, viendo pasar peregrinos, sin poder decir nada a nadie, ellos, pocos me miran y alguno me saca alguna foto, la verdad es que soy una buena Cabra, un buen ejemplar, soy blanca con algún mechón marrón por la parte de las orejas y por debajo de mi barbilla, estoy limpia, pues algunas veces me han cepillado, tengo el pelo por debajo de las rodillas, bonita, mi cornamenta es fuerte, caracoleada, muy cerrada y cercana del cráneo.



Han pasado muchos por aquí, por este Camino, cerca de mi rió, un rió en el cual al principio solo estaba yo, era para mi, para poder beber o remojar me, pero ahora hay mas gente, mas personas, mas cabras, por que estos están como una cabra, como yo, os lo digo. Es un sitio muy tranquilo, se puede ver cerca del camino, es fácil llegar hasta el, entra el agua sin prisas, fresca, hace una pequeña cascada que acaba en una mediana balsa para proseguir su Camino, cercada de castaños, pinos y algún sauce, protegiendo la vista y dotando de un encanto tranquilo y sosegado.
Hay cuatro peregrinos que se ha cercan al rió, mi rió, con la intención de bañarse, refrescarse y descansar un rato, también tienen la intención de reponer fuerzas, es media tarde y el cansancio hace mella en ellos, yo me encuentro detrás de los matorrales, por lo tanto no ha sido detectada mi presencia, de momento, se están bañando y han dejado unas viandas preparadas encima de una toalla. Hasta ese momento yo no había degustado mas manjar que la hierba encontrada en los pastos, pero por el aroma que desprenden esos bocados creo que no me sabrán mal, con el tiempo sabré reconocer mas sabores, pues me han dado ha probar a mas de un bocadillo. De repente se oye; ¡ CABRA, Cabrón!, ya estamos, o soy cabra o soy un cabrón, de nuevo confusión de definiciones, uno intenta salir del agua, yo marco mi terreno, retrocede y se queda en el agua, yo a lo mio, les dejo un rato mas en remojo, tranquila mente me marcho a pastar a otro sito.
Se encuentran dos cabras, una se esta comiendo una cinta de vídeo BHS, la otra le pregunta que si le gusta, la primera responde, no, me gusto mas el libro.
----------------------------------------------------
Primera Parte
Derechos de Autor; Joan Alcala i Sanchis
----------------------------------------------------






Historia de Una Pinza de Tender Ropa 4º


Ya es de día, ha salido el sol y es tarde, este Mozuelo, tal como el se denomina, es un hombre de unos 60 años, no tiene prisa, dice que ya llegara, no es la primera vez que hace este Camino, se lo conoce bien y le da lo mismo aquí que allá.

He pasado la tarde noche con Ramón, mi compañera de cuerda, pero Ramón? No es una Pinza? Bueno, es igual, me da lo mismo, somos Pinzas, es suficiente para mi, hacemos nuestro trabajo y ya esta. Ya se han ido todos el Mozuelo ahora recoge la ropa, la plega y recoge, pone todas las pinzas restantes dentro de una bolsa de plástico menos a Ramón y a mi. Este se lo toma con tranquilidad, ya me gusta y mas cuando me he librado de ir en la mochila encerrado en la pequeña bolsa de plástico, pero lo que no se es lo que hacemos encima de la mesa de la cocina, siempre la mesa, el recoge las cosas del desayuno, tiene una bolsa de galletas y para cerrarla y que no se pierda utiliza a Ramón, a mi me engancha en una bolsita de almendras y me deposita en la malla exterior de la mochila, Ramón esta en el interior de un bolsillo, hoy tampoco vera la calle, yo si, tengo mas suerte.



Ramón, menudos cuentos nos hemos explicado, es un krac, no hemos parado menos mal que nadie nos oye, si no seguro que molesta riamos al resto de las compañeras y nos llamarían la atención. Me ha contado que hace ya mucho, que no recuerda cuanto, pero si de mucho que esta en el camino, ha pasado mucho y mas, se paso todo un invierno colgado de una cuerda vigilando a un pañuelo, al parecer nadie le echo de menos, a nadie le importo que estuviera tanto
tiempo en la intemperie, frió, agua y nieve, jo, nieve, a esa no la he visto yo, pero dicen que es preciosa, que te tapa toda y que te quedas tiesa, humm, parece divertido.



Este Camino es diferente de los demás, hay playa, es muy suabe y tranquilo, al igual es por que este Mozuelo viaja solo, no se junta con nadie, no comparte vida en grupo, pero si que se para muchas veces, eso me da tiempo a contemplar el paisaje, lo que daría yo por bañarme en una de esas lindas playas, pero se esta bien tumbado en la arena, es una buena sensacion, además tengo unas vistas de escandalo, estoy (como casi siempre) encima de una mesa, ha sacado la bolsita de almendras en la cual me encontraba enganchado haciendo otro de mis trabajos, el no tiene prisa y por lo que parece esta noche dormiremos en la playa, emocionante no?

He pasado la noche sujetando la ropa, mirando hacia el horizonte,con el reflejo de una luna casi llena, reflejada sobre una mar calma, sin viento, sin olas, el hombre cito sentado casi toda la noche mirando hacia el mar, despierto y por momentos mirando hacia otro lado, girando su cabeza con suavidad, como si buscara algo, que no encontraba, al final de la noche se quedo dormido encima de la arena, cerca del agua, hasta que los primeros rayos de sol le levantaron y dispersaron sus sueños, sueñas, que como casi todos a los que encontré en el Camino, al final cumplieron.

Su paso es cansino, lento, pero firme, con la cabeza un poco agachada, como si meditara, como si temiera el tener que llegar a su destino, anda solo, yo colgada de nuevo con la Tau, no me ha dicho nada, al parecer el hombre cito puso la mochila de espaldas al mar y Tau no pudo presenciar el espectáculo de la puesta y salida de sol, no le digo nada, pero que se fastidie, por orgullosa, no se puede quejar, Ramon sigue en el bolsillo de la mochila y también se ha perdido el espectáculo, yo no lo olvidare nunca, otra para contar.

El hombre sale del albergue y es media tarde, lleva unos papeles en la mano, Ramón, dos pinzas mas y yo, se los sujetamos, a estas no las conocíamos, no tienen nombre, pero nos acompañan, el no lleva la mochila, por lo tanto Tau se queda y tampoco hoy podrá disfrutar de la puesta de sol, es al sitio adonde se dirige el, mas arreglado que estos días, mas tieso, hoy tiene el paso mas lijero, con mas seguridad, al fin del mundo dice que vamos, pues adelante, que no lleguemos tarde.
Sentados en un acantilado, con unas vistas al mar, con el sol en su declive, cerca de su puesta, hay mas gente, pero separados, pocos están en grupos, estamos sentados de espaldas a un faro, comentan que es uno de los faros mas importantes de cuantos existen, que ha salvado muchas vidas, cerca de nosotros hay un fuego donde la gente se hacer ca a quemar cosas, agradecen el poder haber llegado hasta ese punto tan cercano al infinito, a lo mas lejano, algunos se quedan de rodillas como agradeciendo ese fuego.

El sol se esta poniendo, ya solo queda la mitad por encima del mar, de unas pequeñas olas, el hombre se levanta lentamente y se acerca hacia donde esta el fuego, no hay nadie mas, solo el, nosotras con los papeles y el fuego, con cuidado se agacha, se arrodilla, parece que esta rezando, como lo hacían en la Catedral, pero aquí el aire es puro, limpio, solo huele a mar, a libertad.

Con un gran respeto el hombre cito nos recoge en sus manos, nos besa mientras unas lágrimas sentidas caen encima nuestro, no se lo que dice, habla muy bajo, musita alguna cosa que no puedo entender, unos breves momentos de soledad, mira hacia el cielo, mira el sol casi diminuto y cortado por una fina linea de fondo y nos deposita en el fuego, esto es estraño, no lo había visto ni notado nunca, estamos ardiendo cuando veo al hombre que se levanta y con los brazos abiertos y en alto grita,¡ Es el Final de mi Camino, de tu Camino! También del nuestro, estamos ardiendo.

Ya no queda nada mas que cenizas, Ramón y las otras pinzas no dicen nada, yo tampoco, hemos cumplido un sueño, casi sin querer y con mucha suerte, llegar hasta Santiago y después de recompensa, el Fin del mundo, hemos acometido con nuestro trabajo y al final también hemos sido compensados, hemos sujetado las promesas del hombre cito, hemos sujetado el dolor de ese hombre, hemos caminado con mas personas, hemos trabajado y al final nos han recompensa do.
Estará el hombre tirado en la acera de la calle?

-----------------------------------------------------
FIN.
Derechos de Autor; Joan Alcala i Sanchis
--------------------------------------------------------

Historia de Una Pinza de Tender Ropa 3ª Parte


Que habrá sido de mis antiguas compañeras de viaje, las añoro mucho, no eran tan pesadas como esta Tau, mira que hay de Vieiras y ella, mi compañera nunca dijo que era la mejor, ni se le paso por la cabeza el decir algo referente a la cantidad que se encuentran por el Camino, nunca dijo que sin ella no seria lo mismo, que los Peregrinos seguían sus pasos para no perderse, al igual que la Flecha Amarilla, mira que te la encuentras en todos los sitios, es la guia del Peregrino junto a la Vieira, con la flecha no te puedes perder nunca, siempre esta en algún sitio para guiarte hacia tu destino, para marcar tu Camino, para no perderte y cuando desfalleces y que parece que no puedes llegar, allí están ellas, allí las encuentras, mudas, silenciosas, prestas en ayudarte sin querer, ni pedir nada a cambio, esas si que trabajan y no como la Tau, simplemente es una Cruz, con su significado si, pero solo una Cruz, ahora mi Cruz, jo der.



Esto se parece ya a la caja en la cual me encontraba yo al principio de mi historia, con mis compañeras apelotonada, pues así esta esto a lo que le llaman la Plaza, no se cabe, mucha gente, empujones, prisas, putas prisas, es un des control generaliza do, palos, bastones, bordones y mucho gentío, gritos, fotos y fotógrafos, todo el mundo quiere ser inmortalizado para el futuro, igual tengo suerte y me sacan en una foto para una revista, digo yo, futuro que ya esta aquí pues, llegan los abrazos y empujones, los encuentros esperados y desespera dos, llantos y lágrimas de alegría y dolor y por que no, desaparición, unos por terminar y otros por que ya piensan en hacer se otro Camino, todos con su final, todos con sus historias, mas o menos como la mía, unos compran recuerdos y otros los venden, unos se buscan y otros no se encuentran, si es que alguna vez se han encontrado o en el Camino o a si mismos, que es por eso que muchos salen al Camino, para encontrarse, pues no lo entiendo, así a lo mejor es por las prisas que toda esta gente tiene, por que se pasan todo el día corriendo y no se paran a pensar ni un momento, en ellos en sus vidas y por que no, en el hombre que esta estirado en la calle, como lo estaba yo, por cierto, estará todavía en el suelo o habrá tenido la misma suerte que yo y alguien lo habrá recogido.

Sea lo que sea, aquí la gente rebosa alegría hasta por los poros, hace sol y esto ayuda a que venga mas gente, a que griten mas y mas, a que se acerquen para mirar de empaparse de ese sentimiento que desprenden esos Peregrinos, difícil de entender para unos y tan fácil de explicar para otros, yo, dando sacudidas junto a 'esta', la Peregrina no para de moverse y nosotras dando saltos en la nada, ahora y de momento ya no somos importantes ni mucho menos necesarias.

Al fin un sitio fresco, repleto de gente y de mochilas, pero fresco si mas no, con un olor raro ... diferente, algo parecido a olor de cenizas, como un aroma que quiere volar en el interior del recinto donde nos encontramos, apretones y de nuevo empujones, esta la peregrina se descarga de la mochila, aunque también se descarga de emociones y sentimientos, hay momentos que ni yo misma los entiendo, sobre todo cuando abraza a una figura, a un Santo le llaman ellos, en ese momento es cuando la peregrina se derrumba, se desploma y en su afán de ser mas fuerte es cuando mas lágrimas le asaltan, tiembla, intenta decir algo que no puede, mas que nada por que no le dejan, otros por detrás ya están empujando para poder ser ellos los que hagan la misma postura, son los que quieren estar en su misma situación, pero que como pasa siempre hoy también tienen prisas.

Hasta este momento la Peregrina no había parado de andar, de dar gracias a todo y a todos por haber podido llegar hasta donde se encontraba, hasta el sitio que ella mas deseaba, a su Plaza, a su Santo y ahora reposaba sentada y descalza en el centro de la plaza, yo me la miro desde una posición de primera linea, con la mejor vista que se podía tener, en primer lugar la tengo a ella y otros peregrinos también sentados en el suelo y de fondo, la Catedral de Santiago, que suerte poder admirar todos estos encantos, poder sentir y oír todo este alboroto, estar en el sitio que tantas veces he oído hablar,a unos y a otros, a hospitaleros,a peregrinos en otras lenguas que yo nunca entendí, a mi primer peregrino, por cierto, done esta?. Bueno, no le echo de menos, a la Flecha y a la Vieira si, por aquí hay muchas, cientos, todas dando vueltas de un lado hacia otro transportadas por sus respectivos porteadores, mirando hacia todos los lados, tal como hago yo, en fin, es un gran momento, sobre todo para estos peregrinos que ya no lloran, ya no gritan, si no que hablan ya mas pausada mente, como si esto ya no fuera con ellos, dejando el alboroto para otros, ellos sentados y a lo suyo, descalzos, estirados, mirando y admirando su gran triunfo, también el mio, la Plaza, su Santo, su Catedral.

Este momento es suyo, de ellos, dejemos que lo disfruten, yo a lo mio, a mirar y aprender de todo lo que me rodea.

Ya no estoy con la peregrina, me han cambiado de mochila, le dio el cordel negro con la Tau y yo a un chico, pequeño, encogido, como si su carga personal y emocional fuera mas fuerta que la carga de su mochila, el le regalo en agradecimiento unos masajes en los pies, un poco de agua para la limpieza de las ampollas y un abrazo con un gran sentido y agradecido sentimiento, le dio amor.

Estoy descansando o mejor dicho, trabajando, si, el mozuelo entro ya en un albergue, limpio su ropa y me ha utilizado para el trabajo el cual tengo encomendado, sujetar la ropa, tengo mas compañeras a mi lado, hoy sera un día duro y largo, tenemos tantas cosas que contarnos. Hay otra Pinza tatuada, se llama Ramón, creo que aremos buenas amistades.

Antes de despedirse los Peregrinos sentados en la Plaza, comento el mozuelo que el seguía de viaje, no se creo que dijo que se iba al fin del mundo, no se donde esta, pero por lo que comentan es uno de los mejores sitios que uno puede estar, pues bueno, si me lleva iré, como no.

------------------------------------
Fin Tercera Parte.
Derechos de Autor; Joan Alcala y Sanchis
-----------------------------------------------

viernes, 23 de abril de 2010

Historia de Una pinza de Tender Ropa 2ª Parte.


Después de estar unos días sola colgada en la cuerda de un patio trasero y sin que nadie me viniera a visitar, hoy me han recogido y me han puesto en una mesa, me han dado otra utilidad y no es mal del todo, ahora sujeto papeles, si, notas y facturas, estoy en la mesa de un hospitalero en el albergue donde me dejaron hace unos días, supongo que por despiste del Peregrino, bueno, supongo que el también me echara de menos o se habrá buscado a otra, aunque si no recuerdo mal ya se llevo a mi compañera de cuerda, la que vino en avión.

Aquí no me da el aire ni veo la luz de la calle, pero no se esta nada mal, tengo un banco de madera enfrente mio, donde se sientan 'otros' Peregrinos y se cuentan sus historias, historias del Camino, unos novatos y otros que ya han pasado por el, pero al final son historias que a mi me gusta escuchar.

El hospitalero me trata bien, poco trabajo me da, apenas si me utiliza.

Una tarde, mientras estaba yo en mis cosas, llego una pareja de peregrinos, el hospitalero los atendió y ellos se sentaron en el banco, enfrente mio, empezaron a hablar del Camino, de lo mucho que lo querían, de las horas, días que habían pasado en el, de lo duro que se hacia sobre todo cuando no encontraban ningún bar, yo no tengo ese problema me digo hacia mis adentros y que conste que no chafar deo lo que dice la gente, yo solo escucho ya que lo dicen delante mio.

Después de unos días, de tantas historias contadas en ese banco de madera y otras contadas al hospitalero, también de información solicitada, me dan mas ganas de salir de nuevo al Camino y mirar de finalizar en Santiago, dicen que es muy bonito y que en su plaza se ponen todos a llorar de alegría, no sera mi caso, digo que soy una Pinza de tender ropa, pero no es tan fácil como yo me lo planteo, hay muchos factores, entre ellos que alguien me 'secuestre' de donde estoy y segundo y mas importante que me cuelguen de nuevo en una mochila.

Que pasa, que no me entero, ya, es que me han puesto unos papeles encima y no puedo ver, pero bueno de oír oigo y bastante bien, es una peregrina que esta sentada en el banco de madera, le dice al hospitalero que tiene muy mal los pies y que ya no puede andar mas, el hombre, un poco mayor el, con un poco mas de barriga que otros, la consuela, le dice que de momento no se preocupe que el mirara de ayudarla, la chica ahora esta llorando, pero por que no puede andar mas? Ya lo tenemos, unas ampollas en los pies, mas que mi primer Peregrino, pero bueno, la gente no sabe coger cosas buenas? Por lo que parece esto de las ampollas es una cosa mala, que te deja sin poder andar, que es de lo que se trata parece ser, con esta gente llamada Peregrinos, la moral, le llama ella, la tiene por los suelos, que cosas mas raras, pero de todo esto yo aprendo.

La chica parece que se ha calmado, le pide al señor que si tiene aguja he hilo, parece ser que también ha perdido un botón de su blusa y le queda demasiado escotada, en este momento el hospitalero busca por encima de la mesa y sorpresa, quedo al descubierto, ¡puedo ver todo lo que pasa! El desaparece con la intención de ir ha buscar algo, la chica se levanta, me coge con sus su abes manos y me coloca en su blusa, para mirar de cerrar el escote tan pronunciado que le ha quedado a la vista.

He oído hablar de la lotería, según cuentan es una cosa muy buena cuando te toca, ja ja, me rió yo, esto si que es tener suerte, al parecer me voy de nuevo de viaje, al Camino y bien acompañado, que suerte la mía, de momento supongo.

Estoy delante de la Peregrina, encima de la mesa, es una costumbre esto de dejarme siempre encima de una mesa, ella ahora tiene un rotulador en las manos y ............ ostras me van a tatuar, a tunear, no, si lo que no me pase a mi ya no le pasa a nadie, seguro.

Ahora me llamo Carla, es lo que me han puesto, no sabia yo esto de poner un nombre a una Pinza, pero bueno, no estoy mal y menos cuando estoy colgada de una blusa muy cerca de unas pechugas nada despreciables, es que yo he visto muchas desde la estantería del Super, desde las alturas, ya te digo.

Al parecer el hospitalero ha obrado un milagro y la Peregrina esta ya dispuesta y pertrechada con su mochila para partir. ¡ Bien, nos vamos al Camino, yujuuuuu!

Ya en otro albergue, la chica se esta cosiendo el botón de la blusa, no es que yo lo sepa, lo dice ella a otras compañeras que se han acercado y visitado sus pies, jo der que vistas desde aquí, impresionante, estoy enganchada el la litera de arriba y se ve todo, os lo garantizo, mas que en el super. Estamos ha oscuras, la gente se ha ido a dormir, yo colgada en la litera oigo a la peregrina que esta llorando, le esta pidiendo a Santiago que la ayude con sus ampollas, sera el mismo Santiago este del Camino del que todos hablan? Al final entre sollozos y rezos se queda dormida, pero no por mucho rato, uno, no, varios tenores la despiertan a ella y a mi me estorban de mis pensamientos, que son muchos, con sus cánticos roncadores y aullidos que te llegan a estremecer, mira, lo del tufo de los pies, sobacos y demás todavía lo llevo bien, pero esos insoportables ruidos, es que no puedo con ellos.

La gente se levanta pronto, esta como alborotada, nerviosa, no paran quietos, no se como si el final de su Camino se acercara, como si su único objetivo fuera molestar a los demás, ya que algunos no desean que esto se acabe tan pronto o mejor dicho, intentando prolongar esa felicidad que les esta dando el Camino, a mi también me lo da, por eso algunos quieren seguir en la cama, pero no pueden o no les dejan, es igual, al final mi porteadora también se levanta, se arregla, se queja un poco de sus ampollas pero esta decidida a continuar y acabar lo que hace días inicio y sobre todo no desfallecer, con todo su aliento, con su sacrificio y por cumplir su deseo, llegar a Santiago, se le nota en la cara una media sonrisa, complice de que su objetivo esta a punto de cumplirse y no se rendirá.

Si alguien sabe de sentir o de sentimientos, de sufrir o de sufrimientos, de eso, son ellos, los Peregrinos.

Esto, oye, que te vas sin mi, que sigo colgada en la cama, no ....... espera me ........ no, otra vez no, por favor, sera mi destino, creo yo o mejor dicho, tenia predestinado que no llegaría a Santiago?

Veo que se aleja de mi, con su mochila puesta en sus hombros, con un paso firme que recorre todo el dormitorio, donde hace poco rato descansaban unas almas inquietas y deseosas de cumplir sus sueños y deseos, según cuentan, unos sueños se hacen realidad, otros se roncan, pero para la mayoría de estos, todos estos sueños están a punto de cumplirse o se cumpliran en breve , menos para mi, según veo.

Bien, ha regresado, viene a por mi, o se a dejado alguna otra cosa y yo me estoy haciendo ilusiones, además es normal que ya no se acuerde de mi, ya tiene su botón, no le hago ya falta para tapar su escote, que por cierto ya he dicho que estaba muy bien, es lo que tiene la edad, además seguro que si me recoge me pondrá dentro de uno de esos bolsillos de su mochila y tampoco podre observar el terreno por donde andan esas buenas gentes o esos locos cazadores de ilusiones al final de su trayecto, en fin, esperemos a que llegue aquí y saldré de dudas.

Soy feliz, estoy mas que contenta, además tengo a una nueva amiga, la Tau, si, esa cruz, la lleva colgando de su mochila, con un cordón negro y yo a su lado, enganchada del cordón. Al parecer se ha dejado encima de la litera a otra que yo no conocía, la goma del pelo, al incorporarse se ha dado cuenta y me ha llamado por mi nombre; hola Carla, me dice, me ha desenganchado y me ha puesto enganchada junto a la Tau, la Cruz de Los Templarios, que bien otra vez de viaje y al aire libre.

Ahora yo también les puedo contar a otras compañeras mis periplos y aventuras por estos Caminos, no se lo van a creer, ni yo misma me creo que este otra vez en el Camino, ya mi Camino.

Hola soy una Pinza y tu? Yo soy una Tau, una cruz muy preciada y que me llevan a todos los Caminos y tu has echo muchos? No es mi primero, pero si te contara.......... No, no, no me cuentes nada, tu eres una Pinza, solo sirves para tender ropa y estas tatuada, no se para que.

Bueno, no todo tiene que ser bello, alguna pega tenia que tener, algo tenia que salir mal, pero lo que no me esperaba es que fuera de viaje al lado de otra colgada como yo, siempre tienes que toparte con alguien que al parecer no ha sufrido casi y tu al contrario casi tienes que dar gracias de poder estar en ese sitio, yo ni caso, a lo mio, se que sirvo para tender ropa, pero desde que me pusieron nombre estoy segura que utilizaran con mejor pretexto.

Que pesada esta cruz, si puede ser mi cruz y en lo que queda de Camino, se lo cree mucho, hombre no es para tanto digo yo; que si soy de la Orden Franciscana, soy la cruz de San Antonio, que si me llevaban a las Cruzadas, que estoy por todos los sitios, mira mira, otra como yo, pero esa es de plata y la de al lado es de oro, alguna vez has visto a alguna de tus compañeras puesta en un escaparate de una joyería? O a caso has visto una pinza de tender la ropa de Plata o de Oro, a que no!, por eso, por que eres una vulgar pinza de tender la ropa, nada mas.

La vida es mas bella y bonita de lo que nos creemos, no hace falta ser tan estirada, simplemente hay que cumplir con nuestro cometido, lo de ella es fardar y lo mio es tender ropa, que me lo cuenten a mi, a una simple pinza de tender la ropa.

No le hago ni caso, yo a lo mio, ya estoy en el Camino.

Ahora se que llegare a Santiago, veré esa plaza donde la gente llora y se abraza, a ella, la Peregrina parece ser que las ampollas ya no le duelen, no corre vuela, esta segura de cumplir con su prometido final, llegar a Santiago.

Cuanta gente que viene, todos van a Santiago? Espero encontrarme con alguna compañera de trabajo, para compartir batallas.

----------------------------------
Fin 2º Capitulo
Derechos de Autor; Joan Alcala i Sanchis
---------------------------------

Historia de Una Pinza de Tender Ropa. 1ª Parte.


Hola, si, soy una Pinza, de esas de tender la ropa, normal y corriente, de madera y fabricada en serie, sin mas, pero con mucha experiencia como podréis comprobar y he tenido la suerte de hacer el Camino de Santiago, de muchas maneras y formas, he pasado de todo, he ido y he vuelto en diversas ocasiones y me gustaría contaros esta, para mi, maravillosa experiencia, aunque sea una Pinza de Tender Ropa.

Mi forma de nacer o hacer no tiene importancia, se que un día alguien me introdujo en una caja de cartón, con miles de hermanas, esperando a oscuras, dejada por un encargado que en un gran pensamiento (?) dijo que era para reposar y terminar de hacerme fuerte y útil, en un principio no entendí lo de fuerte y útil, ya que era mi primera vez que me encontraba en esa situación.


Y de repente me encontré es puesta en una estantería de un super-mercado, envuelta en plástico, sera para no mojarme pensé yo, entre otras pinzas gemelas mas, aunque a mi lado había unas de plástico, aunque seamos de la misma raza no somos de la misma familia, yo desciendo de la madera, cada día mas escasa.


Cada día pasaban cientos de personas, que tocaban, miraban, andaban deprisa sin saber a donde ir, que hacer, pero eso si, siempre con prisas, mirando y tocando para no se que, sin un fin, yo me los miro incrédula sin saber lo que pasa, todavía no se para que sirvo y cual sera mi fin.


De repente un día oigo que alguien grita,¡ mama las pinzas!, sin casi darme cuenta ya me encontraba en un cesto, pase por unas manos y a una bolsa, otra vez a oscuras y no seria la ultima vez que me encontrara así de esta forma, estaba en movimiento, seria bueno o malo?.

Aquí empezó mi periplo, mi andanza, que sin querer ni saber seria toda una gran aventura, que me supongo que otras compañeras mías ya habían pasado por ello, pero sin los mismos resultados, por lo menos es lo que pienso una vez que me encuentro agrupada con un montón de pinzas mas, de compañeras salidas de otras maderas, de otros arboles, o acaso hemos salido del mismo? No se, pero si que todas nos parecemos y con finales muy diferentes, pero a mi solo me preocupa lo que me pasa a mi, como a las personas que han pasado por el Super, solo se preocupan por ellas, eso lo he aprendido a base de mirar, oír y escuchar, tendrán esas personas el mismo vivir y final que yo, digo.


Oigo ruidos, alguien me coge, salgo de mi escondite y noto el aire a mi alrededor, pero, ¿ estoy volando? Un silencio solo roto por el silbido del viento en mi caída, rápida y sin mas remedio que ir por los suelos de una calle cualquiera, con gente que corre como siempre, que tiene prisa y que ni tan siquiera se para para mirar que me ha pasado, al fin y al cabo solo soy una pinza, pero que hasta hace un momento hacia una función silenciosa, útil sin recompensa, como la gente que pasa por la calle con todas sus prisas. Alguien se ha dado cuenta? Hay alguien tirado en el suelo como yo, tampoco le hacen caso, sera de la misma raza que yo pero de diferente familia? Lo digo por lo de estar tirado en el suelo y que nadie le hace caso, supongo que también es útil para algo.


Por fin alguien se agacha y me recoge, el hombre sigue tirado en el suelo, de momento no ha tenido tanta suerte como yo, o por lo menos es lo que pienso cuando me alejo de el, con un destino no definido, jugando en la mano de la persona que me ha recogido, este sin prisas de momento, lo encuentro hasta estraño que este no corra, que no tenga prisas, sera normal?

Estoy encima de una mesa, oigo música muy tranquila, no es como la que ponían en el super, estoy relajada, creo que esto es un buen principio, sobre todo cuando veo que la persona que me ha 'rescatado' anda cómodamente, sin correr, mirando, entrando y saliendo, un poco nerviosa, con cosas en la mano, dejándolas en la misma mesa en la que me encuentro yo, son cosas que ya he visto antes, cosas como las que llevaba la gente que corría en el super, las de la gente que corría por la calle, si, es ropa, plegada y bien puesta encima de la mesa, pero encima de la cama hay una cosa muy rara, se parece ........ es una mochila.

Paso el día así, viendo como entra y sale esa persona, poniendo la ropa y mas cosas en bolsas de plástico, sin ruidos, solo con la música tranquila de fondo y al final entran en esa especie de monstruo que se llama mochila, engulle por arriba, acabando en el fondo a oscuras, yo tengo mas suerte, me coge con cuidado, como si de un tesoro se tratara y me cuelga de esa mochila, por la parte exterior junto a mas cosas, hay una flecha amarilla y una vieira, tengo el pensamiento y sentimiento que esto sera diferente, que sera una aventura divertida, algo vamos a sufrir, el hombre, la mochila y yo, una simple pinza de tender la ropa.

No se que le pasa a este hombre, hoy lo noto mas nervioso que ayer, anda mas deprisa, de aquí para allá, mirando un reloj puesto encima de la mesa, donde me encontraba yo ayer, por fin se para delante mio, respira profunda mente, se pone una chaqueta y se cuelga la mochila a la espalda, dejando me detrás de el, mirando al otro lado, yo pensé que iría delante, para mirar todo lo que me rodea, todo lo que se que me encontrare, por que ya me he dado cuenta, estoy con un Peregrino, con un bicho de esos que se miran raro, de esos que andan con un destino y un fin, por lo menos es lo que piensa el, pobrecito, no sabe donde se ha metido, yo tampoco, seguro, pero a mi me han puesto en una mochila, sin poder tener opinión de lo que quiero hacer o a donde ir, al fin y al cabo como digo solo soy una pinza de tender la ropa, el si tiene un destino que al final sera también el mio.

Hoy me encuentro encima de una cama, mas tranquila, por fin descanso, ¡este tío no para!. No corre, anda, muy tranquilo y sin prisas, pero ya me ha echo pasar por muchas y buenas, he viajado en tren, en bus, me ha dado el sol, el aire, me he mojado, un poco de frió y lo mejor es que he echo mi función, la que por eso me fabricaron y me compraron, tender la ropa, parece que me tiene un uso exclusivo, aguantar una toalla, muy chula ella, pero que al final acaba dentro del monstruo a oscuras, no como yo que me paso todo el día en la calle, mirando el paisaje pero al revés, de cuando en cuando veo a otros como el, peregrinos que me adelantan con la misma ilusión, algunos con mas prisas que otros, por que si, el también adelanta a otros.

La flecha amarilla, la vieira y yo ya somos amigos, vamos los tres juntos, encima del monstruo, es lo que dice el Peregrino, la llama monstruo, gorda y pesada, pero la lleva siempre encima con gusto y ganas, la cuida, la monta y desmonta cada día a su manera, nadie le dice como lo tiene que hacer por que ya tiene practica, tan bien habla de ella y con ella, aunque le lance improperios se que la quiere mucho, al igual que a nosotros tres, los 'colgaos', la gente nos mira, comenta, de unos mas que de otros, que si la flecha es bonita, que quien te la ha dado y la vieira, que si es natural o de plástico, te la comiste y guardaste la concha para luego colgarla? No se, pero me parece que algunos están peor que yo, de mi nadie habla pero por lo menos hago mi trabajo, sujetar la toalla.

De verdad que no me pensaba que esto fuera tan divertido o entretenido si mas no, veo gente, paisajes, conozco albergues y sitios curiosos, como los wc, donde entramos todos junto al Peregrino, entramos en restaurantes y tiendas, lo único que no me gusta es cuando llueve y nos pone un plástico oscuro encima, no podemos ver, nos tapa la visibilidad aunque no pasamos frió.

Hoy he conocido a las 'botas', las que se pone este para andar, ha dejado la mochila al lado de ellas, jo der como apestan, sera por lo que pisan, barro, hierba, boñigas de baca y otras especies, lo se por que se aprende mucho estando en la estantería del super, no os lo podéis ni imaginar, pero parece que las quiere mucho, las cuida y lava, les pasa un trapo y las seca, bueno, al contrario que a nosotras tres que si te mojas al rato te tapa, no te da el sol y te quedas toda húmeda, pero como os digo, es muy divertido todo esto, por lo menos para nosotras tres, para el hay ratos que parece que no se lo pasa también, se enfada con una ampolla que tiene en el pie, dice que le molesta, pues que se la quite no?

¡Sorpresa!, hoy tengo compañía, una colega, no se de donde ha salido pero bienvenida sea, hoy no he sujetado a la toalla, me han puesto con los calcetines y claro al ser dos pues ha tenido que buscarme a alguien mas para este trabajo, que alegría, hacia tanto tiempo que no me encontraba con otra pinza que ........ casi lloro de la alegría. Hemos hablado de casi todo, del tiempo, de la gente y me ha contado que a ella la han traído en avión, de muy lejos, mas que a mi, que emocionante, un avión, ojala a mi también me toque algún día subirme en unos de esos trastos, los conozco por que unas señoras estuvieron mucho rato hablando de ello cuando me encontraba en la estación de tren, esperando poder salir junto a mis compañeras de viaje, la flecha y la vieira.
Me comenta que ella viaja con unas cuantas amigas mas, que sujeta de todo, camisas, pantalones, tangas, camisetas, guau, que emocionante la vida de esta compañera, le pediré al Peregrino que me deje ir unos días con ellas, así aprenderé muchas mas cosas, no es que no me guste lo que hago, pero es que siempre estoy sola y un poco de añoranza si que tengo, sobre todo después de estas historias de viajes y ropa.

Como pasa el tiempo y mas cuando te lo pasas bien, ya se a echo de día y vienen a por nosotras, pero ........ que pasa, anda, me han dejado colgada en una cuerda y a mi amiga se la lleva, heeee que estoy aquí, pero sera ........... me ha dejado sola, sin nada que sujetar,! cagon todo¡.

Hace días que estoy aquí colgada y sin sujetar a nada y a nadie, que aburrido, ahora que estaba yo también, viajando y con una colega, pero bueno, la vida de una pinza es así, te utilizan y luego te ignoran, se acuerdan de ti o pasan, como me a ocurrido en esta ocasión, dejada en una cuerda en el jardín de una casa, bueno supongo que alguien me recogerá y me utilizan de nuevo, seguro.

Echo de menos a mis compañeras de viaje, la flecha y la vieira.

Holaaaaaa, hay alguien por aquí????


-------------------------------------------------
Fin 1ª Parte.
Derechos de Autor; Joan Alcala i Sanchis
-------------------------------------------------

jueves, 22 de abril de 2010

Fotos de Roger-Villalon




























Siempre se quedan cosas pendientes o atrasadas, pero siempre estamos a tiempo de rectificar lo.
Estas fotos son de Roger, Peregrino y Hospitalero, otra visión mas, otro punto de vista y bastante interesantes algunas de ellas, sobre todo los detalles del Albergue, aunque estuviera lleno siempre limpio, es lo que toca y es como tiene que estar.
Roger, si quieres decir unas palabras con mucho gusto las trasmitiré aquí, en este apartado, a tu dis posición.
Un saludo, Joan.





















miércoles, 21 de abril de 2010