jueves, 19 de febrero de 2009

camino santiago-primitivo-14ª etapa






















Me despierto muy pronto y como no se estar en la cama, me visto y salgo a la calle para empezar el día comiendo algo. El día amaneza húmedo pero el sol hace acto de presencia y eso me anima a empezar con buen ritmo. El camino esta animado, se encuentra mas gente de lo normal, ya que son unos cuantos de los que no han dormido en el albergue, pero pernoctaron en albergues particulares. El camino se hace un poco duro por las constantes subidas y bajadas que te rompen un poco el ritmo, pero aun así sigo con fuerzas suficientes como para no parar en Santa Irene y querer llegar a Arca. Llego a la hora de comer y quiero entrar antes en el albergue, sorpresa, por cuestiones familiares el albergue cerrado hasta las seis de la tarde, no problem, me encuentro con ganas de seguir y así lo hago, las piernas responden y los pies están bien después de un labado y cambio de calcetines, nada como los coches, cambio de aceite y revisión de neumáticos jejejejeje. Me propongo llegar a Monte do Gozo y quedarme a dormir, se que son km. y no quiero estar mal como en días anteriores y además quiero seguir hasta Fisterra-Muxia y tengo que administrar mis fuerzas. Llego a Monte de Ogozo y me dicen que nada que son 4 km. mas y en Santiago, bueno pues nada, sello y para adelante, que son 4 km. después de los 35 km. que tengo andados en el día de hoy, pues eso nada. Para mi que los Gallegos miden a palmos o marcha atrás, que 4 km. esto es hasta el cartel de entrada luego te queda mas de media hora hasta que llegas a la plaza de la catedral, no se por que hice esa burrada, luego supe lo que es forzar y querer seguir por corazón y no por cabeza, pero ya estaba en camino y no era cuestión de dejarlo para otra ocasión. Mejor no deciros como llegue, me arrepentiré todos los días por hacer lo que hice, llegue muerto, destrozado, con los pies del asfalto fritos, imflamados, con llagas, cosa que me respetaron durante el camino, en fin que llegado a la plaza, deje caer la mochila y me estire al suelo para mirar de quitarme las botas. Le pido a un urbano que pasa, que me haga una foto y acto seguido me dirijo a la catedral con la mochila por el suelo, no tengo fuerzas para ponérmela de nuevo, entro cojo pero con toda la alegría de haber podido llegar, pero en que condiciones por favor. Hago los actos de rigor, entrego mi promesa y me dirijo a la oficina del peregrino para poner el sello y que me entreguen la compostela. Como puedo, después de una cerveza y dos, me dirijo al hotel, se encuentra cerca en la plaza, cojo habitación, pues ya estuve en otras ocasiones en el hotel, cama grande y con bañera, creo que me desnudo por el ascensor y tal como entro, dejo la mochila y un baño de cojones. POR FIN, bañera y relax, que buena combinacion, salí a la fuerza, ya que estaba mas arrugado que el Estatud de Catalunya. Saludos.
Publicar un comentario

Camino Frances-Via Aragonesa.