viernes, 23 de abril de 2010

Historia de Una Pinza de Tender Ropa. 1ª Parte.


Hola, si, soy una Pinza, de esas de tender la ropa, normal y corriente, de madera y fabricada en serie, sin mas, pero con mucha experiencia como podréis comprobar y he tenido la suerte de hacer el Camino de Santiago, de muchas maneras y formas, he pasado de todo, he ido y he vuelto en diversas ocasiones y me gustaría contaros esta, para mi, maravillosa experiencia, aunque sea una Pinza de Tender Ropa.

Mi forma de nacer o hacer no tiene importancia, se que un día alguien me introdujo en una caja de cartón, con miles de hermanas, esperando a oscuras, dejada por un encargado que en un gran pensamiento (?) dijo que era para reposar y terminar de hacerme fuerte y útil, en un principio no entendí lo de fuerte y útil, ya que era mi primera vez que me encontraba en esa situación.


Y de repente me encontré es puesta en una estantería de un super-mercado, envuelta en plástico, sera para no mojarme pensé yo, entre otras pinzas gemelas mas, aunque a mi lado había unas de plástico, aunque seamos de la misma raza no somos de la misma familia, yo desciendo de la madera, cada día mas escasa.


Cada día pasaban cientos de personas, que tocaban, miraban, andaban deprisa sin saber a donde ir, que hacer, pero eso si, siempre con prisas, mirando y tocando para no se que, sin un fin, yo me los miro incrédula sin saber lo que pasa, todavía no se para que sirvo y cual sera mi fin.


De repente un día oigo que alguien grita,¡ mama las pinzas!, sin casi darme cuenta ya me encontraba en un cesto, pase por unas manos y a una bolsa, otra vez a oscuras y no seria la ultima vez que me encontrara así de esta forma, estaba en movimiento, seria bueno o malo?.

Aquí empezó mi periplo, mi andanza, que sin querer ni saber seria toda una gran aventura, que me supongo que otras compañeras mías ya habían pasado por ello, pero sin los mismos resultados, por lo menos es lo que pienso una vez que me encuentro agrupada con un montón de pinzas mas, de compañeras salidas de otras maderas, de otros arboles, o acaso hemos salido del mismo? No se, pero si que todas nos parecemos y con finales muy diferentes, pero a mi solo me preocupa lo que me pasa a mi, como a las personas que han pasado por el Super, solo se preocupan por ellas, eso lo he aprendido a base de mirar, oír y escuchar, tendrán esas personas el mismo vivir y final que yo, digo.


Oigo ruidos, alguien me coge, salgo de mi escondite y noto el aire a mi alrededor, pero, ¿ estoy volando? Un silencio solo roto por el silbido del viento en mi caída, rápida y sin mas remedio que ir por los suelos de una calle cualquiera, con gente que corre como siempre, que tiene prisa y que ni tan siquiera se para para mirar que me ha pasado, al fin y al cabo solo soy una pinza, pero que hasta hace un momento hacia una función silenciosa, útil sin recompensa, como la gente que pasa por la calle con todas sus prisas. Alguien se ha dado cuenta? Hay alguien tirado en el suelo como yo, tampoco le hacen caso, sera de la misma raza que yo pero de diferente familia? Lo digo por lo de estar tirado en el suelo y que nadie le hace caso, supongo que también es útil para algo.


Por fin alguien se agacha y me recoge, el hombre sigue tirado en el suelo, de momento no ha tenido tanta suerte como yo, o por lo menos es lo que pienso cuando me alejo de el, con un destino no definido, jugando en la mano de la persona que me ha recogido, este sin prisas de momento, lo encuentro hasta estraño que este no corra, que no tenga prisas, sera normal?

Estoy encima de una mesa, oigo música muy tranquila, no es como la que ponían en el super, estoy relajada, creo que esto es un buen principio, sobre todo cuando veo que la persona que me ha 'rescatado' anda cómodamente, sin correr, mirando, entrando y saliendo, un poco nerviosa, con cosas en la mano, dejándolas en la misma mesa en la que me encuentro yo, son cosas que ya he visto antes, cosas como las que llevaba la gente que corría en el super, las de la gente que corría por la calle, si, es ropa, plegada y bien puesta encima de la mesa, pero encima de la cama hay una cosa muy rara, se parece ........ es una mochila.

Paso el día así, viendo como entra y sale esa persona, poniendo la ropa y mas cosas en bolsas de plástico, sin ruidos, solo con la música tranquila de fondo y al final entran en esa especie de monstruo que se llama mochila, engulle por arriba, acabando en el fondo a oscuras, yo tengo mas suerte, me coge con cuidado, como si de un tesoro se tratara y me cuelga de esa mochila, por la parte exterior junto a mas cosas, hay una flecha amarilla y una vieira, tengo el pensamiento y sentimiento que esto sera diferente, que sera una aventura divertida, algo vamos a sufrir, el hombre, la mochila y yo, una simple pinza de tender la ropa.

No se que le pasa a este hombre, hoy lo noto mas nervioso que ayer, anda mas deprisa, de aquí para allá, mirando un reloj puesto encima de la mesa, donde me encontraba yo ayer, por fin se para delante mio, respira profunda mente, se pone una chaqueta y se cuelga la mochila a la espalda, dejando me detrás de el, mirando al otro lado, yo pensé que iría delante, para mirar todo lo que me rodea, todo lo que se que me encontrare, por que ya me he dado cuenta, estoy con un Peregrino, con un bicho de esos que se miran raro, de esos que andan con un destino y un fin, por lo menos es lo que piensa el, pobrecito, no sabe donde se ha metido, yo tampoco, seguro, pero a mi me han puesto en una mochila, sin poder tener opinión de lo que quiero hacer o a donde ir, al fin y al cabo como digo solo soy una pinza de tender la ropa, el si tiene un destino que al final sera también el mio.

Hoy me encuentro encima de una cama, mas tranquila, por fin descanso, ¡este tío no para!. No corre, anda, muy tranquilo y sin prisas, pero ya me ha echo pasar por muchas y buenas, he viajado en tren, en bus, me ha dado el sol, el aire, me he mojado, un poco de frió y lo mejor es que he echo mi función, la que por eso me fabricaron y me compraron, tender la ropa, parece que me tiene un uso exclusivo, aguantar una toalla, muy chula ella, pero que al final acaba dentro del monstruo a oscuras, no como yo que me paso todo el día en la calle, mirando el paisaje pero al revés, de cuando en cuando veo a otros como el, peregrinos que me adelantan con la misma ilusión, algunos con mas prisas que otros, por que si, el también adelanta a otros.

La flecha amarilla, la vieira y yo ya somos amigos, vamos los tres juntos, encima del monstruo, es lo que dice el Peregrino, la llama monstruo, gorda y pesada, pero la lleva siempre encima con gusto y ganas, la cuida, la monta y desmonta cada día a su manera, nadie le dice como lo tiene que hacer por que ya tiene practica, tan bien habla de ella y con ella, aunque le lance improperios se que la quiere mucho, al igual que a nosotros tres, los 'colgaos', la gente nos mira, comenta, de unos mas que de otros, que si la flecha es bonita, que quien te la ha dado y la vieira, que si es natural o de plástico, te la comiste y guardaste la concha para luego colgarla? No se, pero me parece que algunos están peor que yo, de mi nadie habla pero por lo menos hago mi trabajo, sujetar la toalla.

De verdad que no me pensaba que esto fuera tan divertido o entretenido si mas no, veo gente, paisajes, conozco albergues y sitios curiosos, como los wc, donde entramos todos junto al Peregrino, entramos en restaurantes y tiendas, lo único que no me gusta es cuando llueve y nos pone un plástico oscuro encima, no podemos ver, nos tapa la visibilidad aunque no pasamos frió.

Hoy he conocido a las 'botas', las que se pone este para andar, ha dejado la mochila al lado de ellas, jo der como apestan, sera por lo que pisan, barro, hierba, boñigas de baca y otras especies, lo se por que se aprende mucho estando en la estantería del super, no os lo podéis ni imaginar, pero parece que las quiere mucho, las cuida y lava, les pasa un trapo y las seca, bueno, al contrario que a nosotras tres que si te mojas al rato te tapa, no te da el sol y te quedas toda húmeda, pero como os digo, es muy divertido todo esto, por lo menos para nosotras tres, para el hay ratos que parece que no se lo pasa también, se enfada con una ampolla que tiene en el pie, dice que le molesta, pues que se la quite no?

¡Sorpresa!, hoy tengo compañía, una colega, no se de donde ha salido pero bienvenida sea, hoy no he sujetado a la toalla, me han puesto con los calcetines y claro al ser dos pues ha tenido que buscarme a alguien mas para este trabajo, que alegría, hacia tanto tiempo que no me encontraba con otra pinza que ........ casi lloro de la alegría. Hemos hablado de casi todo, del tiempo, de la gente y me ha contado que a ella la han traído en avión, de muy lejos, mas que a mi, que emocionante, un avión, ojala a mi también me toque algún día subirme en unos de esos trastos, los conozco por que unas señoras estuvieron mucho rato hablando de ello cuando me encontraba en la estación de tren, esperando poder salir junto a mis compañeras de viaje, la flecha y la vieira.
Me comenta que ella viaja con unas cuantas amigas mas, que sujeta de todo, camisas, pantalones, tangas, camisetas, guau, que emocionante la vida de esta compañera, le pediré al Peregrino que me deje ir unos días con ellas, así aprenderé muchas mas cosas, no es que no me guste lo que hago, pero es que siempre estoy sola y un poco de añoranza si que tengo, sobre todo después de estas historias de viajes y ropa.

Como pasa el tiempo y mas cuando te lo pasas bien, ya se a echo de día y vienen a por nosotras, pero ........ que pasa, anda, me han dejado colgada en una cuerda y a mi amiga se la lleva, heeee que estoy aquí, pero sera ........... me ha dejado sola, sin nada que sujetar,! cagon todo¡.

Hace días que estoy aquí colgada y sin sujetar a nada y a nadie, que aburrido, ahora que estaba yo también, viajando y con una colega, pero bueno, la vida de una pinza es así, te utilizan y luego te ignoran, se acuerdan de ti o pasan, como me a ocurrido en esta ocasión, dejada en una cuerda en el jardín de una casa, bueno supongo que alguien me recogerá y me utilizan de nuevo, seguro.

Echo de menos a mis compañeras de viaje, la flecha y la vieira.

Holaaaaaa, hay alguien por aquí????


-------------------------------------------------
Fin 1ª Parte.
Derechos de Autor; Joan Alcala i Sanchis
-------------------------------------------------
Publicar un comentario