sábado, 24 de abril de 2010

¿ Y Yo Estoy Como Una Puta Cabra? 1ª Parte.



Yo, soy una Cabra, pero soy una puta Cabra ?, eso ya lo veremos, tengo años, mas, tengo ya muchos años, ya me dejan suelta, no me atan, campo a mis anchas, puedo subir o bajar sin problema, si me muero creo que le haré un favor a mi dueño, ya no sirvo ni para guiso, por lo tanto ya no se preocupan por lo que yo haga o en donde este, pero de Peregrinos entiendo mas que nadie, por lo menos es lo que yo me pienso, han pasado tantos por aquí que ya es imposible llevar la cuenta o acordarme de todos ellos, eso si, tengo memoria suficiente para acordarme de muchisimas cosas, anécdotas, tiempos y casi todo lo referente a lo que me han dicho, que creo que es demasiado y es mas la fama que los hechos. Al nacer yo el Camino ya existía.



Yo creo que me han llamado de todo y en todos los idiomas, confundiendo el verdadero significado de 'cabra', choto, cabrio, cabrito, cabrón, chiva, cabracho, cabrada, cabrales, cabre-ado, cabre-ada, en fin, no tienen ni idea, en Chile soy un carruaje,en Colombia una brocha, en España un coche Citroen 2 cv, ya os digo, pero al final siempre es lo mismo, unos con cariño y de mas despectivo, yo ya no hago caso, soy una cabra y voy a lo mio, años atrás me lo tomaba peor, o como cualquier animal defendia lo mio, mi terreno, mi integridad, ahora ya no.


La cabra tira al monte, pero por que los Peregrinos también tiran al monte? o es que me quieren hacer la competencia, por que si que se, que si hay alguien que esta como una Cabra ese es el Peregrino, no entiendo por que hacen según que cosas, ha veces yo me los miro desde un punto mas alto, ellos no me ven, pero yo si y hacen cosas increíbles, cosas inimaginables, unas normales pero otras.............. no tanto.



Un día normal, hace tiempo o era mas joven,yo pastando tranquila, un buen prado verde, tranquilo, soleado, con una pequeña brisa que hacia bailar la hierba fresca, cuando pasan unos caminantes, con cara de cansancio, no era tarde, al contrario, una buena hora de la mañana cuando deciden parar y descansar en mi prado, mira que hay mas sitios, pues no, en mi prado,
yo sigo a lo mio, ellos se han quitado las mochilas y se estiran en el prado, me miran pero no me dicen nada, una de las personas, al parecer mas inteligente que el resto, pregunta que si no es peligroso estar tan cerca de una cabra.



Pasado un rato y guiada por mi curiosidad, poco a poco me voy acercando hacia el grupo de personas que descansa plácida mente en el prado, en mi prado, yo soy un poco mas curiosa que de lo normal, no se lo que significa normal, soy una cabra, están dormidos, yo nunca e echo daño a nadie y como queriendo ser simpática con los intrusos, me acerco y le paso mi lengua rasposa por la cara de una de las chicas allí tumbada, la quise saludar nada mas, están en mi prado, seria correcto saludar y ser correspondida, pero no, no fue así, abrió los ojos y empezó a gritar, como una posesa, se levanto y salio corriendo con los brazos en alto, mirando de salir de allí lo mas rápidamente posible, eso fue una alarma para el resto del grupo, que se puso en alerta, no se de que.




Uno de ellos aparece con un palo en la mano, no es el pastor el cual es mi amo, viéndole la cara y que se acerca a mi ya me pienso lo peor, pero este tipo no se ha fijado que yo tengo Cuernos? Este si que esta como una Cabra, yo no me arrugo ante nada y ante nadie, en peores plazas he lidiado como se suele decir, je. Arremeto contra el, en defensa propia ya que si no es fácil que me lleve un trompazo en las costillas en el mejor de los casos, el muy inteligente al verme ir disparada hacia el no se le ocurre nada mejor que dar la vuelta y salir corriendo, perfecto, ya tengo el punto de mira y su trasero a punto como para darle un envite empujón que le hará ir por los aires. Al rato aparece mi amo, mi pastor, eso no es bueno ya que me paso casi todo el día o días sola en los prados, sin que me venga a visitar, aparece cuando tengo que ir o viene el veterinario, por cierto que no me gusta nada, con suma tranquilidad me ata una cuerda en el cuello, ante la mirada de los intrusos que hacia un rato reposaban tan tranquila mente en el prado y me condujo hacia la casa, no me gusta, se que me quedare encerrada en un minúsculo prado y atada para que no pueda salir.



Atada con una cuerda a una estaca me paso los días dando vueltas y mas vueltas, viendo pasar peregrinos, sin poder decir nada a nadie, ellos, pocos me miran y alguno me saca alguna foto, la verdad es que soy una buena Cabra, un buen ejemplar, soy blanca con algún mechón marrón por la parte de las orejas y por debajo de mi barbilla, estoy limpia, pues algunas veces me han cepillado, tengo el pelo por debajo de las rodillas, bonita, mi cornamenta es fuerte, caracoleada, muy cerrada y cercana del cráneo.



Han pasado muchos por aquí, por este Camino, cerca de mi rió, un rió en el cual al principio solo estaba yo, era para mi, para poder beber o remojar me, pero ahora hay mas gente, mas personas, mas cabras, por que estos están como una cabra, como yo, os lo digo. Es un sitio muy tranquilo, se puede ver cerca del camino, es fácil llegar hasta el, entra el agua sin prisas, fresca, hace una pequeña cascada que acaba en una mediana balsa para proseguir su Camino, cercada de castaños, pinos y algún sauce, protegiendo la vista y dotando de un encanto tranquilo y sosegado.
Hay cuatro peregrinos que se ha cercan al rió, mi rió, con la intención de bañarse, refrescarse y descansar un rato, también tienen la intención de reponer fuerzas, es media tarde y el cansancio hace mella en ellos, yo me encuentro detrás de los matorrales, por lo tanto no ha sido detectada mi presencia, de momento, se están bañando y han dejado unas viandas preparadas encima de una toalla. Hasta ese momento yo no había degustado mas manjar que la hierba encontrada en los pastos, pero por el aroma que desprenden esos bocados creo que no me sabrán mal, con el tiempo sabré reconocer mas sabores, pues me han dado ha probar a mas de un bocadillo. De repente se oye; ¡ CABRA, Cabrón!, ya estamos, o soy cabra o soy un cabrón, de nuevo confusión de definiciones, uno intenta salir del agua, yo marco mi terreno, retrocede y se queda en el agua, yo a lo mio, les dejo un rato mas en remojo, tranquila mente me marcho a pastar a otro sito.
Se encuentran dos cabras, una se esta comiendo una cinta de vídeo BHS, la otra le pregunta que si le gusta, la primera responde, no, me gusto mas el libro.
----------------------------------------------------
Primera Parte
Derechos de Autor; Joan Alcala i Sanchis
----------------------------------------------------






Publicar un comentario

Roca del Corb i Sant Honorat.