viernes, 3 de febrero de 2012

Finisterre con Maite 2012. Corcubion.















Esta etapa la partiremos en dos, primero por que queremos dormir en el Albergue de Corcubion y segunda por que Maite esta algo cansada de los 33 km. de aller, asi que nos quedaremos en el albergue San Roque, un gran albergue de donativo, pero no todo sale como uno plantea y despues de subir el ultimo km. con una fuerte subida nos lo encontramos cerrado por dos dias, cosas de hospitaleros, lastima a Maite le hacia ilusion dormir en ese albergue despues de haberle comentado tantas cosas de el, desde una de las camas se puede ver el faro de Fisterra y  por la noche divisar su luz, una pasada. Regresaremos a Cee para dormir y mañana a Fisterra.


La etapa desde Olveiroa a Corcubion no es mala, se hace un poco larga pero es suabe, despues tenemos una vista espectaculat a la llegada de Cee con el faro al fondo, impresiona se bajada y hay que tener mucho cuidado ya que es muy fuerte, pero se hace bien. En Cee compramos algo y a comer a la palya, se esta muy bien y sin prisas.
La etapa de toda la vida siempre fue de Olveiroa a Fisterra, larga aunque factible a estas alturas. Pero la apertura de albergues intermedios nos permite ahora dividirla en dos, quizá más sensatas.
Hoy disfrutaremos de unos paisajes sublimes, y si tenemos un poco de suerte con el tiempo (aquí las lluvias son frecuentes) su grato recuerdo perdurará indeleble en nuestra memoria... Seguimos avanzamos a través de un territorio sinuoso, como ayer, destacando la contundente bajada a Cee.
En Hospital hay bar, pero ojo; chorizos y ladrones, los que somos del pais ya lo conocemos y a los de afuera se recomienda no parar por nada del mundo, atraco a mano armada os lo aseguro, luego nos esperan kilómetros de soledad sin ningún servicio de restauración hasta Cee. Sí hay fuentes, tanto en la ermita de Nosa Señora das Neves como en la capilla de San Pedro Mártir.Justo antes de iniciar la bajada a Cee podemos desviarnos al Cruceiro da Armada, a mano derecha, a 100 metros del camino; se nos abre a la vista la Ría de Corcubión y el Cabo Finisterre, en el extremo sur de la Costa da Morte.
El albergue municipal de Corcubión, que se encuentra en el Alto de San Roque, un kilómetro después de la localidad y a pie de camino, está gestionado por la AGACS (Asociación Galega de Amigos do Camiño de Santiago). Es un albergue muy agradable, impregnado de espíritu jacobeo, y donde se hace cena comunitaria.
En una rotonda a la salida de Hospital se encuentra la bifurcación, bien señalizada, de los caminos a Finisterre y a Muxia.
En cuanto a la cultura hoy tenemos numerosos alicientes: el Cruceiro Marco do Couto, la ermita de Nosa Señora das Neves, la Capilla de San Pedro Mártir, la ciudad de Cee (iglesia de Santa María de Xunqueira), y, por último, la ciudad de Corcubión (iglesia de San Marcos y casco antiguo).

Mañana a Finisterre con agua, la puesta de sol peligra.


Publicar un comentario