jueves, 24 de septiembre de 2015

Camino Gironi-Manresa / Montserrat.





Por fin !!!!! Ultima etapa de este Camino.Puntualizo, no todo a sido malo, tampoco tan bueno como para repetirlo muchas veces. De momento se quedara donde esta, lo recomiendo, pues si, ya sabéis lo que os encontrareis. Lo peor la señalizacion, lo mejor, la tranquilidad, soledad, buenas vistas, dormir solo y noches al raso, acogida Peregrina de verdad, no explotado turística mente, etc.




La subida hasta Montserrat es de vértigo, por el Cami de Degotalls, larga y con mucho calor. Hay que tomársela con tranquilidad y sobre todo llevar bastante agua, fuentes pocas. Una vez ya en el Monasterio la vista cambia radicalmente, hay cantidad de gente, muchos niños y demasiado ruido. Hay albergue cuidado por voluntarios, esta muy bien, se puede cocinar con permiso del hospitalero. Hay restaurantes en la Abadía, pero muy caros, bueno, todo depende de vuestros bolsillos, para el mio, caro.




Una vez ya instalado en el albergue y ya tomada la decisión de que mañana regreso a casa, me dedico a pasear y a poner unas cuantas velas dedicadas a unas cuantas personas, también pongo una dedicada a todos los Peregrinos. He dicho Peregrinos. Asistiré al repique de Campanas y a la misa de siete que es cantada, todo un espectáculo tanto para los oídos como para la mente. Seáis creyentes o no, os lo recomiendo y si tenéis mas ganas podéis solicitar la bendición del Peregrino, en esta ocasión me la hicieron personalizada. Fui bendecido por un alto cargo de la Iglesia, en este caso de la Abadía.





En el albergue me encontré con un par de Peregrinos mas, uno hacia por primera vez el Camino, solo unas etapas y el otro un Italiano en bicicleta. Hablar con este Bicigrino fue como transportarme hasta el año 1992, en el cual hice yo mi Camino en bicicleta desde Roma-Italia, pasando por Austria, Suiza, Francia, entrando por Irun y ya en el Camino de la Costa hasta Santiago.

Este Italiano llevaba una bicicleta de verdad, yo en aquel tiempo lo hice con una rígida y con ruedas de carretera, hay que puntualizar que no se conocía ni la vía Francigena ni nada de parecido. Muchas veces por caminos sin sentido y otras por carreteras lo mas secundarias posible. Tienda de campaña, fogón para cocinar y casi todos los días debajo de las estrellas. Puedo decir que fue uno de mis mejores viajes a nivel de aventura, físicamente fue todo un reto, físico y mental, mas de 4.000 km.
Un día que tenga tiempo os pondré la ruta y fotos.



Pues nada, hasta aqui este Camino, ahora reposare unos días y después quiero hacer el Camino del Salvador. Mas adelante continuare este hasta Lleida y Zaragoza.

Un abrazo y Buen Camino.


Publicar un comentario