El Ultimo Peregrino

El Ultimo Peregrino

viernes, 3 de febrero de 2012

Finisterre con Maite 2012. Olveiroa.

















Cenamos en el albergue, morcilla de Burgos acompañado de una buena botella de vino, ya nos moveremos del albergue, hace mal tiempo y apetece estar aqui, a la cama pronto, mañana sera una etapa larga y espero que Maite este bien fisicamente.

Esta mañana llueve, hay que salir con las capelinas ya puestas, a media mañana despeja y el caminar se hace mas facil, Maite esta un poco justa de fuerzas, pregunto en Maroñas si esta el albergue particular abierto, si fuere asi descansariamos, pero que no, que por dos ni calefaccion ni mantas. Continuaremos hasta Olveiroa, llegaremos tarde pero ya da lo mismo, la cuestion es Maite. Olveiroa es una de las poblaciones mas bonitas del Camino, hay bares pero estan cerrados hasta marzo, recorrerlo es facil y esta bien conservado, hay horreos por todos lados y el albergue es magnifico. La cocina bien equipada y con una Leira (fuego con chimenea) que hace mas agradable la estancia en la cocina.

En esta epoca del año es recomendable ir con comida en la mochila, no es agradable llegar cansado al albergue y no tener nada que comer. Encontramos a una Peregrina Belga que nos acompañara hasta Finisterre, por lo demas todo bien.


Bonita etapa en un entorno plenamente rural. Presenta desniveles en general suaves, aunque frecuentes.
La etapa es larga; puede acortarse, quien así lo desee, aprovechando alguno de los albergues privados intermedios. Aún así, la aldea de Olveiroa y su estupendo albergue de la Xunta merecen el esfuerzo.
El primer bar de la etapa está a 8,4 km, en A Pena, 200 metros fuera del camino (desvío bien señalizado). Los siguientes los encontramos en Vilaserío, Santa Mariña, Ponte Olveira (en el albergue) y Olveiroa. En Cornado hay fuente.
A la salida de Santa Mariña iniciamos la subida al Monte Aro. En la posterior bajada disfrutaremos de unas maravillosas vistas sobre el valle del Xallas y el embalse de Fervenza.
Olveiroa conserva el aspecto tradicional de las aldeas rurales gallegas. Mantiene un buen número de hórreos.

Olveiroa tiene un hotel, un par de albergues privados, dos bares uno de ellos con tienda, poca cosa pero suficiente si no queremos cargar con comida desde Negreira.

Mañana Corcubion, por lo menos esa es la intencion.


Publicar un comentario