El Ultimo Peregrino

El Ultimo Peregrino

domingo, 18 de octubre de 2015

Camino del Salvador-Poladura/Pajares.

  Ya desde hace unos años que no duermo muy bien por las noches, pero no se el por que sera que en el Camino duermo casi como una criatura.

 Este albergue es de los pocos (por suerte) que tienen T.V. y mientras cenaba la puse un rato, que pena de programas  de verdad y la gente mira estas cosas, ahora empiezo a comprender un poco mas el nivel de inteligencia de este país. Hace años que yo en casa no tengo televisión y cada vez me arrepiento menos de no tenerla. Sabéis lo que es no depender de nada, dormir cuando uno tiene sueño, levantarse cuando se despierta y lo mas importante, que nadie te dice lo que tienes que comprar, hacer,ponerte, tendencias o si estas
guapo,gordo o las zapatillas que te has puesto hoy no encajan con el color de tus ojos.


  Como hoy se que hay alguna bajada en condiciones, antes de salir me pongo la rodillera ortopédica, no quiero sufrir en las bajadas ni tener que levantarme por culpa de una caída. Hay que preservar la rodilla todo lo que pueda ya que sin ella pocos Caminos podría realizar, de momento se esta comportando.
     Salgo del albergue y al rato de caminar ya con buen sol y mejor temperatura, me giro para mirar el valle que estoy dejando tras de mi, impresionante vista con un gran mar de nubes bajo mis pies, magnifico.   En poco menos de una hora ya estoy en el punto mas alto de este Camino 1.588 metros sobre el nivel del mar, estoy mas alto que el Puerto de Pajares, el cual visitare en poco rato. Aquí nos encontramos con uno de los monumentos mas emblemáticos del Camino de Santiago, al igual  que encontramos con la Cruz de Ferro en el Camino Francés, venerado por todos los Peregrinos con su aportación de piedras portadas desde sus respectivos lugares de procedencia, este es la representación de un Bastón de Peregrino con todas sus piezas cruciales. No es difícil alcanzar este collado, no es mas complicado que en un Camino de montaña, si que es muy especial.

   Como ya sabéis, yo viajo siempre solo, por lo menos siempre y al principio, luego siempre termino encontrándome con alguien. Por que os cuento esto, muy fácil. Aquí encontrareis muchas fotos  y en ocasiones me preguntan que como puede ser que salga en muchas de ellas si no hay nadie mas. Bien, utilizo siempre un trípode de los pequeños y procuro encarar lo lo mejor posible, después le doy al disparador automatice, tengo diez segundos para ponerme en posición antes de que se dispare la foto. En mas de una ocasión e tenido que repetirla unas cuantas veces. Salgo de lado, de espaldas, mirando a otro lado, etc. Siempre hay una que mas o menos queda bien.


   A partir de este momento y con una ligera subida ya llegaremos a encarar una muy buena bajada, prueba de fuego para la rodilla. Dicha bajada nos tiene que llevar hasta la carretera principal que sube hasta el puerto de Pajares.

La pista de bajada nos lleva hasta Arbas del Puerto, subiremos hasta el Puerto y casi en su cima nos desviaremos a mano derecha para ya si  empezar una de las duras bajadas. La anterior fue para hacer boca, esta es para ponerme mas a prueba.
 En Arbás del Puerto se encuentra el conjunto formado por la Colegiata y las doce casas del los canónigos regulares. El origen del asentamiento está en la fundación de un hospital para atender a los peregrinos que se dirigían a San Salvador de Oviedo. El templo románico, al que se le fueron añadiendo nuevas de pendencias a lo largo de varios siglos, parece haber sido promovido por el monarca Alfonso IX, que le otorgó además importantes donaciones. La planta presenta tres naves que se rematan con cabecera recta las laterales y con ábside semi circular la central. La torre se añade en el siglo XVII y en el siguiente se
cubre la nave central con una bóveda de crucería y se cierra el pórtico. De gran importancia
es su primorosa decoración centrada principal mente
 en el interior. En el exterior el esfuerzo decorativo
se centra en la espléndida fachada sur.




 El paisaje es inevitablemente maravilloso, pasaremos por el cruce de carretera que nos llevaría hasta las pistas de esquí, pero ese no es nuestro objetivo, nosotros cara abajo. Caballos, puertas, de madera, burladeros de hierro, todo un sinfín de laberintos para acercarnos poco a poco al pueblo de Pajares.


            "Es muy real monte de oso en verano et es uno de los grandes montes que ha en nuestro Señorío". (Libro de la Montería de Alfonso X el Sabio)
Una vez en el extremo del Cantu la Capillona, el Camino desciende vertiginosa mente en zig-zag durante otros mil metros, hasta llegar a un cruce en el existe una doble señalización del Camino: una hacia Payares y otra hacia San Miguel del Río, ambos itinerarios documenta dos desde hace siglos. Nosotros continuamos hacia la derecha en dirección Payares, donde se encuentra el Albergue de Peregrinos.




 Menuda bajada, esto es bajar y lo demás son tonterías. Si mi rodilla resiste esto pues......sera prueba superada. No se si lo e dicho ya anteriormente, me recuerda mucho al Camino Primitivo. Bien sea por la orografía o por que simplemente me dirijo, casi, hacia las mismas montañas. En todo caso tienen un parecido y que lo estoy disfrutando de lo lindo.

 El albergue en perfecto estado. situado en medio de la población, por delante de la Iglesia y debajo de la carretera nacional que nos queda a mano derecha, donde se encuentra el único bar de toda la población. Tela con el bar.
                   Como el bar habré y cierra cuando le......da la gana, la hospitalera se encarga de que puedas tener algo que comer, si no, puedes hacerlo en el único bar la la población de Payares.
Para no tener peleas con la susodicha mesonera, la hospitalera me manda que mejor coma en el bar. De todo menos comida. No quiero entrar en detalles, pero yo personal mente no lo recomiendo, pero antes de comer de nuevo en ese local, mejor un bocata frió del día anterior o en ayunas. Aparte, la educación y malos modales son su estandarte. Solo entrar en el local y ver la bata de la individua ya te lo dice todo, guarra y mal educada. La lastima es que este albergue es el único de este Camino que no tiene cocina disponible para los Peregrinos. Estoy convencido que repetiré este Camino y en ese bar no entrare. La única lacra de todo el Camino.



 Después de descansar las piernas, lavar la ropa y recuperarme de la comida, bajo para salir a la calle un rato y pasarme por la Iglesia, aunque sea solo para sentarme un rato y hablar conmigo mismo. Me gusta la paz y tranquilidad en muchos momentos de mi vida y en las Iglesias, aunque no seas del todo o nada creyente se encuentra.

En la puerta de entrada me encuentro a un Peregrino que llega para empezar su Camino desde aquí. Ara unas pocas etapas y para casa. Estamos hablando y llega una pareja que en teoria quiere llegar hasta Oviedo, viendo los besitos y abrazos que se dan, lo dudo. Y cuando
ya me disponía a salir llega un Irlandés,veterano
del Camino, que mas adelante veréis que tenemos mas cosas en común.

  Por la noche acompaño al resto de Peregrinos al bar, yo no ceno, pero me tomo un orujo de lo mas horrible que e tomado en mi vida. Ya de madrugada me levante a vomitar, saque todo el orujo. Increíble.




Publicar un comentario