El Ultimo Peregrino

El Ultimo Peregrino

jueves, 17 de septiembre de 2009

Calzado

Pie de un peregrino (?) con un mal calzado.
Limpiando unas ampollas a un caminante con mal calzado.

Calzado de Trekking para el verano. Bota de Montaña para el invierno.







Aquí os dejo mi opinión del calzado para poder afrontar con éxito las etapas del Camino de Santiago, como siempre digo es mi opinión basando me en mi experiencia tanto en la montaña como en el Camino, luego, que cada uno haga lo que crea mas necesario, pero como siempre digo, los pies son los que te llevan en el camino y los que te de vuelven (tanto para bien o para mal).
Por norma, la gente que sale al Camino se llega a pensar (no todos) que es como ir de excursión a la montaña, hacer trekking o algo parecido, pero tenemos que tener en cuenta varias posiciones, son etapas que mas o menos entrenados se hacen entre 20 y 25 km. diarios, es muy importante tener un fondo físico o un buen entrenamiento, ya que aquí no se acaba todo, al día siguiente es otra etapa, mas km. y a si hasta que finalicemos nuestro camino, dependiendo de donde salgamos, hablamos mínimo de 100 km. unos 5 días.
Es muy importante tener el calzado 'domado' utilizarlo en otras salidas, montaña, pistas o simplemente entrenar con el, los pies os lo agradeceran, además evitareis las dichosas y molestas ampollas a si como lesiones tales como la tendinitis, distensiones musculares o torceduras de tobillo.
Hablaríamos también de los calcetines, un complemento no menos importante, que sean buenos, de trekking sin costura o de alta montaña, no necesaria mente gruesos, una anotación, es recomendable que cada dos horas, parar y cambiarse los calcetines por unos de limpios (mas en verano) por norma se suda y si no son con buena transpiración te pueden producir rozaduras que conducen a las ampollas.
La bota o zapatilla tiene que estar bien ajustada, es recomendable que cuando paréis desanudar la en su casi totalidad, a si al colocarla de nuevo se tiene que ir cordando desde abajo hacia arriba, tensando desde el principio, no tiene que aprisionar el pie, pero si sujetarlo firmemente.
No os sepa mal gastaros algo mas de dinero en un buen calzado, yo siempre me he tirado al gorotex y sobre todo a la suela Bibram, es la mejor.
Para el invierno tengo unas botas Trango, (las utilizo mucho para la montaña) me costaron en el 2004 180€, pero muy bien gastados, son un guante y de suela semi-rígida, excepcional para los terrenos irregulares.
Para verano llevo unas Nort-Face de trekking, también gorotex, en la tienda están en estos momentos en los 85€ y la de cordaje rápido (no tan segura) sobre los 95€, os puedo decir que en casi todos los caminos que he recorrido he encontrado gente con este calzado, en diferentes colores, comentando con ellos me dicen lo mismo, una gran zapatilla y con una gran transpiración, si llueve mucho y con charcos también entra agua, ya que son bajas.
Yo, cuando salgo por la mañana y después de andar un rato, paro para reatar me las botas, es cuando el pie se empieza a consolidar en el calzado.
Bueno, espero que os pueda ser de alguna ayuda mis opiniones y de verdad, con los km. tanto de montaña, como de Camino nunca he tenido una ampolla, lo de la vaselina en los pies, no tengo ninguna opinión al respecto.
Un saludo y Buen Camino, Joan.
Publicar un comentario