El Ultimo Peregrino

El Ultimo Peregrino

viernes, 27 de enero de 2012

Camino a Finisterre. Enero 2012. Corcubion-Finisterre.















Fisterra, la última porción conocida de tierra habitable durante siglos y siglos para muchos. Donde el sol sucumbía al ocaso y desaparecía tras las oscuras aguas del Atlántico, un tenebroso escenario pero a su vez apacible hogar para criaturas fantásticas y monstruos. Fue poblada por tribus celtas, como los nerios, que adoraban en sus altares al dios sol, y también por romanos. Hasta aquí llegó el general Décimo Junio Bruto y su ejército cuando conquistaron lo que sería su futura Gallaecia. En Duio, una de las parroquias del municipio, hay vestigios de la legendaria ciudad de Dugium, que al parecer fue sepultada bajo las aguas. Aparece citada en el libro III del Codex Calixtinus, que narra la traslación del cuerpo de Santiago, cuando los discípulos del Apóstol visitan al prefecto de Duio y éste ordena su arresto pero consiguen huir. Fisterra es, ahora más que nunca, y desde siempre, lugar de viaje y peregrinación. Ya en el siglo XII hay documentos que citan la llegada de peregrinos a este confín apartado y son varios los viajeros que en los siglos XIV, XV y XVI relatan sus experiencias personales hacia el Finis Terrae.
El actual municipio tiene 5.000 habitantes y está formado por el núcleo principal y las parroquias de San Vicenzo de Duio, San Martiño de Duio y San Xoán de Sardiñeiro. Fisterra es un claro exponente de villa marinera, con su puerto, sus embarcaciones de bajura, su lonja y un trazado urbano poblado de casas de piedra dispuestas en calles estrechas.

  • Capilla de Nuestra Señora del Buen Suceso: Iglesia barroca de 1743 situada en la plaza de Ara Solis. El crucero muestra a Cristo crucificado y a la Virgen del Socorro.
  • Castillo de San Carlos: Es de mediados del siglo XVIII y está situado sobre la céntrica playa de Ribeira. Su construcción fue parte de un plan defensivo de la ría junto a dos castillos de los municipios de Cee y Corcubión.
  • Iglesia de Santa María das Areas: Se encuentra junto a la carretera que sube al Faro. Su origen se remonta al siglo XII. Alberga la talla gótica del Cristo de Fisterra, una imagen envuelta en leyendas. Tiene Puerta Santa y un Santiago Peregrino del siglo XVII.


Como ya he comentado hoy no madrugamos nada, pero nada, nos dejan dormir un rato mas que por norma no se puede hacer ya que tienen que limpiar y dejar el albergue preparado para los proximos Peregrinos, pero esta es la ventaja de tener amigos aparte de darle una mano en la limpieza por parte de todos, la noche fue corta, jejejejeje.  Este ultimo tramo no tiene ningun secreto, pasearemos por la playa y podremos disfrutar del mar, en verano mas, Ahora pasearemos descalzos, no es el mejor tiempo pero los pies y la mente lo agradeceran y mucho. Es una buena terapia. Con el resto de los compañeros nos concentramos en esta playa para entrar todos juntos en Finisterre, un par de vinos en el Bar el Pirata con unos chipirones a la plancha recien pescados, os lo garantizo, mientras esperamos la apertura del albergue que habre a las 5 de la tarde ahora en invierno, en verano  tienen el horario normal.

La pareja de Españoles tienen que regresar ha Santiago y nos piden que al subir al Faro quememos una promesas que traian, ningun problema, lo unico que no veremos la puesta del sol, el cielo esta encapotado, eso no impide que hagamos una buena fogata dentro de los limites permitidos en el Faro, ir con cuidado y no quemar nada fuera del habitaculo preparado para estos menesteres. Ahora de regreso para una buena mariscada con un buen albariño o mas, despues unas copas y a descansar, mañana regreso ha Santiago para irme hasta Arzua donde me esta esperando Maite bastante recuperada de su tendinitis, asi que seguro que saldremos  ha otro Camino como estaba previsto.

Este año por problemas de tiempo y compromisos no puedo llegarme hasta Muxia como yo queria,
no pasa nada, en otra ocasion.
La etapa es larga pero puede dividirse en dos partes: hasta Camiños Chans o Cee, con varios albergues, o San Roque, y al día siguiente hasta Fisterra. Si lo hacemos así llegaremos a Fisterra al mediodía y podemos esperar al atardecer para subir al Faro con bocadillos y bebida para ver la puesta de sol.
Horarios para regresar de Fisterra a Santiago:
Monbus y su empresa asociada Castromil, S.A hace los trayectos en autobús entre Fisterra y Santiago. La ruta es Fisterra, Cee, Carnota, Muros y Santiago y dura aproximadamente 3 horas. Los horarios desde Fisterra son (el bus sale junto al albergue de la Xunta): 8:20 de lunes a viernes, 11:45 y 16:45 de lunes a domingo y a las 14:00 los sábados. Estos horarios cambian de junio hasta septiembre, así que hay confirmarlos en la web de Monbus o en el teléfono 902 29 29 00.

También se puede regresar con la empresa Vázquez, aunque hay que hacer trasbordo en Baio para ir a Santiago. Para informarse con exactitud sobre los horarios de cada día consultar en el albergue público o en los privados.


Preparando con Maite Camino Frances desde Sarria hasta Finisterre, ya llegara el momento de que haga algun Camino mas largo, de momento que haga este.


Un saludo ha todos, Joan.

    Publicar un comentario