El Ultimo Peregrino

El Ultimo Peregrino

jueves, 26 de enero de 2012

El Camino de Maite. Caldas de Reys-Padron.

















Salvo algunas rampas en el primer tercio de etapa, justo antes de llegar a Carracedo, la etapa es cómoda y puede solventarse tranquilamente haciendo dos o tres paradas en cinco o cinco horas y media. Después de Santiago de Compostela, Padrón es el segundo lugar con mayor carga simbólica de toda la tradición jacobea. Situado entre los ríos Ulla y Sar, se enorgullece de figurar como el lugar donde amarró la embarcación que, sin timón y procedente del puerto de Jaffa, trajo el cuerpo del Apóstol Santiago hacia el año 44. De camino al albergue y ya por la tarde se puede entrar en la iglesia de Santiago, neoclásica del siglo XIX y sucesora del templo románico construido por orden del arzobispo Gelmírez en 1123. El sello de la iglesia muestra la escena de la llegada del cuerpo de Santiago al puerto de Padrón. En el interior, aparte del pedrón que se encuentra bajo el altar mayor, hay varios lienzos y relieves con escenas de la traslación del cuerpo y de la Reina Lupa. Se cruza el puente de Santiago, de 1904, y se pasa junto a la fuente del Carmen, del siglo XVI pero reformada en 1789. Junto al albergue se encuentra el Convento del Carmen de 1752, donde vive una comunidad de Padres Dominicos.

En la parroquia de Herbón, los misioneros del Convento Franciscano, donde se encuentra el albergue gestionado por la AGACS, trajeron en el siglo XVI desde Centroamérica una variedad de chile para cultivarla en el entorno del monasterio. Con el paso de los siglos esa variedad fue desarrollándose hasta convertirse en sabrosos pimientos de Padrón. Unos pican y otros no pero por si acaso siempre hay que tener una buena miga de pan a mano para aliviar el picor. Los líquidos no hacen sino acrecentar esa sensación.

La Pedronía es una credencial jacobea recientemente aprobada (1 enero de 2010) que el Concello de Padrón expide a los caminantes que tras peregrinar a Santiago continúen su viaje hasta Padrón.
El nombre de Pedronía hace referencia al “Pedrón” (ara romana), el la que según la tradición jacobea se amarró la barca “de piedra” que trasladó el cuerpo del Apóstol Santiago desde Palestina hasta Pontecesures, después de atravesar la Ría de Arousa y el río Ulla hasta llegar a su afluente el Sar -Padrón es conocida como la capital del Sar-.
La vocación de la Pedronía es recuperar las peregrinaciones a Padrón, lo cual los historiadores aseguran que era una tradición durante la Edad Media.
Los requisitos para obtener la Pedronía son: poseer el sello de la Oficina de Peregrinos de Santiago acreditando que se ha concluído el Camino de Santiago, peregrinar los 18 km desde Santiago a Padrón, y visitar en esta localidad los lugares jacobeos, como son la Iglesia de Santiago -en cuyo interior se guarda el “pedrón” de Santiago-, Fonte do Carme, Iglesia de Iria y la Capilla y Viacrucis de Santiaguiño do Monte -muy próximo al núcleo urbano de Padrón.El modo de la peregrinación admite las variedades tradicionales: a pie, en bicicleta y a caballo, pero en este caso particular se admite la peregrinación en barca o cualquier otra embarcación, partiendo de cualquier enclave de la Ría de Arousa y remontando el río Ulla hasta llegar al Sar en Pontecesures.
La Pedronía se suma así a la Fisterra, el documento credencial que el Concello de Fisterra lleva años extendiendo a todos aquellos peregrinos que tras llegar a Santiago, continúen caminando hasta el Cabo de Finisterre.

Hoy Maite lo ha pasado un poco mal, le duelen los talones de aquiles, yo creo que es un principio de tendinitis, la etapa no es dura ni mucho menos, pero la falta de adaptacion de las botas le esta pasando factura. Llegamos a la hora de comer y hoy esta puesto el mercado detras del paseo, junto al mercado central donde se puede encontrar de todo, sobre todo los Pimentos de Padron. Los domingos de Feria en Padron son muy especiales, me gusta su ambiente y la forma de ser de sus habitantes, cuidan mucho de los Peregrinos, saben que si quedan bien repetiran o hablaran bien de Padron, no pasa siempre igual en otras poblaciones de otros Caminos. Me queda comida en la mochila, hace dias que la arrastro y recuerdo que el albergue tenia una buena cocina, solo nos falta algo de pan y decidimos comprarlo en el mercado antes de tomar unas cerbezas antes de entar en el albergue. En la parada de pan tiene de todas clases, le pido medio bolo, son tipicos de Galicia, el hombre nos pregunta si tendremos suficiente, le contesto que si, que mañana ya llegamos a Santiago, con eso tenemos para comer y cenar, sin decir nada el señor nos pone una barra Gallega y un ''pedazo'' grande de pan de maiz y en total me pide 1 €, que pasada pienso yo y le doy las gracias, el hombre comenta que lo que no se ha vendido pasara a pan rallado, muchas gracias. Como no lo comeremos todo dejaremos algo en el albergue.

El resto de la tarde lo dedicamos ha descansar y visitar Padron, unas cerbezas, cena intima y a la cama, mañana es dia de entrada en Santiago y siempre es especial, para Maite sera un triumfo, aparte de las emociones que se que sentira cuando entre en la Catedral y le den la Compostela, la solicitara por religion y Vicarie Pro (cedida a) pero eso mañana.





Bien por hoy esto es suficiente, mañana mas, saludos.
Publicar un comentario