miércoles, 7 de marzo de 2012

Camino Primitivo 2012. Escampledo-Grado.


















Para los que han hecho ya otros Caminos como por ejemplo el Frances aqui notareis infinidad de diferencias que podriamos reseñar de la siguiente manera; Mas tranquilo, menos infraestructura pero suficiente (en invierno menos) el paisaje, los horreos aqui son de madera y cuadrados, la gente y la dureza de todo el recorrido. No es para que os asusteis sino para que os lo tomeis en serio, fisicamente y mentalmente es mas duro y dificil, por otro lado el paisaje Asturiano no os dejara indiferentes. Repito, que nadie se asuste pero si que se lo tome en serio, para mi es el mejor de todos los Caminos.

Hoy Escamplero-Grado, pocos km. para que Maite no se desgaste demasiado y pueda estar fuerte para las etapas reina de este Camino. La noche en el albergue ha sido marabillosa, hemos estado solos y muy tranquilos, hemos secado toda la ropa en los dos radiadores que hay disponibles en el albergue, solo faltaria un resfriado. Al salir por la mañana esta nevando, despues despejara poco a poco y casi saldra el sol, nos quedamos a dormir en Grado, Maite no esta muy fina y subir hasta San Juan de Vilapañada no nos apetece demasiado, ademas juega el Barça y queremos verlo tranquilamente. Hay mercadillo en Grado y damos un paseo antes de comer, cenar lo haremos en la pension. Mañana  Grado-Salas 21 km. y sin demasiadas dificultades.


Prácticamente a pie de la carretera que cruza la localidad de la Venta de El Escamplero, se encuentra el albergue de peregrinos y muy cerca por una angosta senda, que se toma a la izquierda a la salida, el Barrio de La Balsera. Premoño se alcanza por un camino que serpenteando con la carretera local conduce hasta esta localidad.



A la salida de Premoño, coincidiendo con un bonito hórreo, parte una senda a la derecha que, en descenso, conduce hasta unas casas de labranza donde se halla una bonita fuente, que invita a tomarse un respiro y a refrescarse un poco. A partir de ahí, el camino llanea por la parte más baja de la vega y hace un recorrido que alterna primero por el asfalto y, más tarde, por camino de tierra, hasta alcanzar la carretera que cruza el río Nalón a la altura de la localidad de Peñaflor.




Durante dos cortos espacios, el primero y el último, el peregrino tiene que complicarse con el tráfico que soporta la N-634, que pasando por la localidad de Pelayo, da acceso al final de esta etapa, situado en la ciudad de Grado. La travesía por las callejuelas de la localidad de Peñaflor, jalonadas por pintorescos y típicos hórreos, es lo más agradable de este recorrido final.


Nacional 634 a la altura de Peñaflor: Una vez pasado el puente de Peñaflor, del siglo XII, hay que ir con cuidado y prestar mucha atención al tráfico. El recorrido transita unos cientos de metros por la N-634, sin arcén y con bastante circulación. Se abandona la carretera por la derecha en el mismo pueblo de Peñaflor. Tan sólo quedan 2,5 kilómetros para llegar a Grado.


Ojo: A los peregrinos cuya experiencia se limita al Camino Francés les puede sorprender esta primera etapa que, sin ser ni mucho menos la más dura, ya da un serio aviso de que el Camino Primitivo no es ningún paseo. Hay quienes llegan a Grado molidos. Los peregrinos acostumbrados a las caminatas por montaña no tendrán problemas.
Publicar un comentario

Roca del Corb i Sant Honorat.