miércoles, 7 de marzo de 2012

Camino Primitivo 2012. Salas-Bodenaya.



















Maite esta mucho mejor de la tension, cosas que pasan, hoy tenemos una etapa muy corta, es que queremos pasar el dia en Bodenaya con nuestros amigos, sera como un dia de descanso tambien para Maite. El tramo hasta el alto de Porciles se hace un poco pesado pero no es demasiado duro, este y otros tramos son los que al final acumulan el cansancio hasta llegar a Santiago. Hay zonas complicadas por el agua que ha caido estos dias anteriores, alerta naranja por desbordamiento de los rios, pero nada de complicado para el paso por sus caminos.

En el albergue nos espera Alex y Alaiz, despues llegara Alfonso y comeremos en el Dakar, en la Espina, uno de los buenos lugares para comer o cenar, esta muy bien. Ya cuando planteamos este Camino era mi intencion parar en Bodenaya, primero para poder saludar a Alex y segundo por que tenia ganas de dormir en uno de los mejores albergues de todos los Caminos. Alex es uno de esos Peregrinos que un dia decide dejarlo todo y quedarse en al Camino para sevir a los demas, un albergue de donativo, donde te lavan la ropa, te da cama y ducha, te prepara la cena y el desayuno, simplemente por el donativo que nosotros queramos dar. Conoci a Alex en el año 2008 haciendo el Camino y prometi que regresaria algun dia, el destino nos acerco en un encuentro de peregrinos y desde entonces hemos estado en contacto casi a diario o semanalmente. Cenaremos y despues de una buena charla descansaremos, mañana pasaremos por Tineo y dormiremos en casa Herminia en Campiello. Ha sido un placer poder pasar un dia con estos amigos.


La etapa comienza bajo el arco que une el palacio de Valdés Salas con la torre medieval. Tras salir de la población nos recibe un camino en suave ascenso que apenas castiga, gracias al bosque de robles y castaños que nos rodea y el discurrir del río Nonaya bajo el sendero. Un fuerte repecho final nos planta en la N-634, plagada de camiones. Después de transitar cerca de un kilómetro por su tedioso asfalto, la señalización nos interna por un camino que sube hasta las casas de Porciles.


Por el conocido Camín de Misa y después de cruzar la nacional se entra en Bodenaya. Algo más de kilómetro y medio la separan de La Espina.





En días de lluvia el camino, principalmente a partir de La Pereda, puede ser un auténtico barrizal. Desde el Pedregal podemos encontrarnos hasta varios riachuelos fluyendo por el recorrido. No hace falta recordar que las botas con Gore-Tex son un elemento indispensable, no sólo en esta etapa sino en todo el CAMINO PRIMITIVO.






Aún cuando Porciles es una pequeña aldea que no ofrece ningún servicio, lo hemos querido incluir como meta del primer tramo, ya que es donde finaliza el considerable ascenso que debe afrontar el peregrino en esta etapa. Como hemos señalado en la descripción el camino se toma tras las últimas casas de Salas y es una prolongada subida de casi 5 km.

Aconsejamos proveerse de bebida y también de algún alimento, pues hasta La Espina no existen apenas posibilidades da avituallamiento



Este espacio es más bien llano o ligeramente ondulado, sigue alternando con la N-634 por pistas y caminos. Pasa por la aldea de Bodenava, tras la cual se llega muy pronto a La Espina, donde existen servicios suficientes, para que el peregrino haga acopio de las necesarias provisiones para afrontar el recorrido hasta Tineo, pues las aldeas intermedias carecen de toda prestación.






Mapa Camino Primitivo Santiago
Publicar un comentario

Camino Frances-Via Aragonesa.